Apagones colman la paciencia de vecinos de Puerto Ordaz

(Foto Reuters)

Hasta cuatro veces se va la luz en una mañana en la parroquia Cachamay. Los vecinos están hartos de conectar y desconectar aparatos y de vivir en una constante intermitencia, que Luis Manuel Acosta considera una “hostilidad”.

Natalie García/ Correo del Caroní

“Son golpes de luz, no sabemos cómo se va a ir ni cómo va a venir. Hoy (miércoles) antes de las 10:00 de la mañana ya se había ido la luz cuatro veces. Yo he sido afectado por la quema de equipos, dos aires y la nevera y nadie responde”, lamenta el vecino de Villa Granada, quien cansado acudió a la redacción de este medio a expresar su opinión.

“Eso es a toda hora, en la madrugada, en el día. El domingo estuvimos de 4:00 de la mañana a 1:00 de la tarde sin el servicio. Y se supone que ese día es para descansar, para el disfrute y no podemos hacerlo. A mí esto me da una gran indignación, porque no podemos salir a la calle por la inseguridad, pero tampoco podemos estar en nuestras casas porque no hay luz, eso me da impotencia”.

Reclama Acosta que no hay a quién reclamarle por lo que ocurre, pues Corpoelec no da una respuesta a lo que sucede y, por el contrario, cada vez con más frecuencia se suceden los apagones.

“Esto parece una prueba que nos están poniendo… será que quieren que nos convirtamos en conspiradores, porque así llaman a quienes salen a protestar y a reclamar sus derechos. Pero vamos a tener que hacer algo”, apuntó.