Estudiantes protestan en la UDO ante nuevos costos de aranceles

Carolina Maffia

Los nuevos costos de los aranceles académicos detonaron, ayer, una protesta en el núcleo Bolívar de la Universidad de Oriente (UDO), que llevó a la toma y suspensión de clases en las escuelas de Cursos Básicos y Ciencias de la Salud.

Los estudiantes manifestaron su descontento por lo que consideran un exabrupto y un aumento inconsulto de aranceles, tal como lo señaló, Roinel Rodríguez, estudiante del séptimo semestre de Geología, quien explicó que se pasó de 0,2 y 0,5 bolívares a 9 bolívares, y hasta 90 bolívares por obtener certificación de notas y actas de grado.

 

Carolina Maffia/Correo del Caroní

 

Subrayó que estos costos debieron ser sometidos a consulta en una asamblea estudiantil, y no sujetos a la aprobación en cuatro paredes entre las autoridades universitarias. De acuerdo con estos nuevos aranceles, los cambios, traslados y reincorporaciones a partir de ahora tienen un costo de 27 bolívares; mientras que la certificación de notas cuesta 22,50 y la carga académica y constancias de notas y estudio, 9 bolívares.

Juan Silva, egresado de esta casa de estudios, por su parte, se sumó a esta protesta y responsabilizó a las autoridades a jugar a una descentralización académica a sabiendas que el Gobierno nacional le asigna los recursos económicos necesarios. Agregó que estos aumentos abusivos afectan a unos doce mil estudiantes udistas, así como a los egresados.

Gabriel Marcial, dirigente estudiantil, entretanto, elevó la voz de rechazo a estos nuevos costos de aranceles que entraron en vigencia desde este mes de febrero, significando que no puede aceptar que se busque privatizar el derecho al estudio.

“Estamos repudiando este agravio al estudiante”, dijo. Cree que los estudiantes siguen siendo maltratados. Marcial señaló la situación de morosidad en las elecciones universitarias, que afectan la representación estudiantil en el consejo universitario, cuyos votos se enfrentan contra quince del sector profesoral.

Decana hizo llamado
Desde hace más de seis años se tenían los mismos aranceles estudiantiles, lo que motivó a la institución hacer una revisión y modificación, según explicó la decana del núcleo, María Coromoto Casado.

La decisión fue tomada en el consejo universitario, donde el sector estudiantil tiene su representación en tres estudiantes, mediante un proyecto que presentó la comisión que se encargó de evaluar la factibilidad de estos aranceles. La decana desestimó que se trate de una disposición inconsulta cuando dentro del consejo universitario están presentes representantes estudiantiles, entre ellos Armando Campos, que es consejero del núcleo Bolívar.

Casado advirtió que los desacuerdos a este proyecto arancelario deben ser elevados ante el consejo universitario, al tiempo que hizo un llamando a deponer las acciones de cierre de escuelas considerando que se pone en riesgo el semestre que está encaminado dentro de la programación académica.