Lluvias afectaron suministro eléctrico en CVG Venalum

El desgaste de los techos de la reductora de aluminio facilitó la entrada del agua de la lluvia, lo que a su vez generó una caída de tensión. Consecuencia: la paralización de cinco líneas. Algo similar ocurrió en Sidor, donde los portones I y III estuvieron sin electricidad, informa Correo del Caroní.

María Ramírez Cabello
[email protected]

La incesante lluvia que cayó en Ciudad Guayana desde la noche del martes hasta la mañana del miércoles afectó el suministro eléctrico a la reductora de aluminio CVG Venalum, en donde la caída de la tensión paralizó las operaciones de las cinco líneas de reducción del metal.

Un técnico de la planta, que prefirió no identificarse, explicó que se registró en tres oportunidades una pérdida de potencia de 115 kilovatios, debido a la contaminación de los aisladores de rectificadores por las descargas atmosféricas.

Resaltó que no hubo un daño significativo en las celdas pues se operaron a bajo amperaje “y fue subiendo escalonadamente hasta su valor de referencia”. Sin embargo, la falla paralizó la producción del metal, así como el trasegado de las celdas, el cambio de ánodos, entre otras operaciones.

Los tres cortes se registraron de la siguiente manera: de 06:01 am a 06:15 am; de 06:32 am a 06:39 am; y de 06:46 am a 06:49 am.

Si la interrupción hubiese sido por un periodo prolongado, se corre el riesgo de congelación de los líquidos en celdas y su desincorporación; mientras que en periodos medios se estimula la formación de lechos, inestabilidad, y aumento de falla de ánodos.

Indicó que las celdas mantuvieron corriente, lo que evitó males mayores, como una desincorporación.

Consecuencias a mediano plazo
Jesús Gómez, miembro de la mesa técnica de mantenimiento de Venalum, explicó que las líneas de los tres complejos se dispararon, lo que genera secuelas en el rearranque de las celdas. Exhortó al presidente de la empresa a adquirir nuevos rectificadores y acelerar la inversión en la estatal.

“Cualquier lluviecita que se produce provoca el disparo de las líneas. Hemos pedido que se agilicen las inversiones, hay conversaciones con los chinos pero no es suficiente”, dijo.

El director suplente, Oswaldo Febres, exhortó al ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, así como al titular de la estatal, Franco Díaz, a tomar correctivos. “Desde diciembre se han presentado cortes de cables e interrupciones, esta vez por la primera lluvia de 2013. Esto pone en riesgo la producción de aluminio en CVG Venalum y aguas abajo”.

Para el director laboral, Luis Vásquez, los daños en las celdas producto de los cortes eléctricos no son inmediatos pero las consecuencias, dijo, se verán a mediano y a largo plazo.

Sostuvo que los techos de las áreas de reducción y colada están perforados, lo que facilita el ingreso del agua a las zonas productivas. “Los cortes van a traer problemas porque el material se tiende a solidificar, hay cambios de temperatura y las consecuencias se verán a corto y mediano plazo”.

Vásquez explicó que “al mezclarse el agua con la electricidad se formó un arco eléctrico y se cayó la tensión en las cinco líneas de producción”.

“En el momento no generó un daño, pero con la caída de la tensión las celdas fueron sometidas a un estrés operativo y los resultados se verán a corto, mediano y largo plazo con desincorporación masiva de celdas”, advirtió.

Aseguró que es normal que los techos se deterioren, pero consideró que deberían ser habituales los mantenimientos operativos y correctivos.

Compensación de energía
El supervisor de celdas Rommy Bompart, atribuyó la pérdida de potencia a factores externos. “La línea de transmisión eléctrica de Corpoelec de 13 mil 500 voltios falló por las lluvias y estuvimos de 5:00 a 7:00 de la mañana sin electricidad”.

Resaltó que para recuperar los niveles normales de producción y lograr la estabilidad operativa, se procedió a una “compensación de energía por ocho horas”. Coincidió en que la interrupción no generó atrasos ni desincorporación de celdas”.

En la actualidad, precisó, hay 269 celdas productivas con un parque de 30 celdas listas para ser conectadas.

Fallas en Sidor
Los problemas eléctricos no se generaron sólo en Venalum. En la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor), la energía eléctrica de los portones falló desde la noche del martes.

La interrupción eléctrica en los portones I y III afectó el ingreso y salida de los trabajadores, pues no pudieron activar su ficha, de modo que una vez en el área sería el supervisor el encargado de cargar a los empleados al sistema.

“Desde anoche estábamos sin luz en los portones I y III, imaginamos que fue por las lluvias y algún dispositivo se disparó”, indicó el trabajador de Laminación en Caliente, Rodolfo Salazar.

Trabajadores de la acería informaron que las áreas productivas operaron con normalidad en el ámbito eléctrico.

Robo de televisores

El director laboral de CVG Venalum, Luis Vásquez, denunció que en las áreas internas de la estatal fueron robados ocho televisores marca Haier, que habían sido ingresados para un operativo de venta del programa estatal Mi Casa Bien Equipada.

La denuncia, bajo el expediente K-13-0071-00787 ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), fue interpuesta el viernes 1 de febrero por Pedro García, de la Misión Mercal, indica el formato.

García denunció que el 29 de enero fueron colocados en el galpón II de materia prima de la empresa 12 contenedores con electrodomésticos. Al retirar la mercancía que quedó del operativo se constató que faltaban ocho televisores de 26 y 32 pulgadas.

El director laboral criticó que el presidente de la estatal, Franco Díaz, intente ocultar esta situación. “¿Cómo es posible que Franco Díaz ha ingresado a trabajadores, en su mayoría supervisores en materia de seguridad, que en vez de hacer su trabajo se dedican a perseguir al personal? ¿Por qué han intentado ocultar esto? ¿Acaso iba a culpar a los trabajadores? No le interesa que eso se sepa porque queda evidenciada la desidia en la empresa”, expresó.