Policía desactiva un artefacto explosivo en la catedral de Madrid

La policía española ha desactivado este jueves un artefacto explosivo que había sido dejado junto a un confesionario de la catedral de la Almudena de Madrid, informó un portavoz policial.

El artefacto “estaba compuesto por un detonador, 200 gramos de pólvora, un depósito metálico tipo camping-gas lleno de clavos y un despertador”, detalló la misma fuente.

Según una portavoz del arzobispado de Madrid, “el artefacto lo encontró un sacerdote en una bolsa de basura”.

El propio sacerdote desalojó el templo y avisó a la policía, cuyos equipos de artificieros desactivaron el aparato sin que se produjeran daños.

La catedral de la Almudena, dedicada a la Virgen de la Almudena, patrona de la capital española y consagrada en 1993 por el Papa Juan Pablo II, está situada en el centro de Madrid, frente al Palacio Real.