Retienen 220 tarjetas de crédito utilizadas en ilícitos cambiarios en el Táchira

Foto: Archivo

Más de doscientas tarjetas de crédito propiedad de diferentes personas, fueron retenidas por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana durante dos procedimientos efectuados en las últimas horas y que hacen presumir que se utilizaron para cometer delitos de tipo cambiario. diariodelosandes.com

La información fue suministrada por el General de Brigada Richard Jesús López Vargas, jefe del Comando Regional No. 1, en compañía del jefe de Estado Mayor, Cnel. Alejandro Pérez, manifestando que estas operaciones se cumplieron en el marco de la Misión “A toda vida Táchira”, y permitió además que se incautaran varias panelas de marihuana genéticamente modificada, de la conocida como “súper marihuana”.

En cuanto al primero de los casos, dijo nuestro informante que en el puesto de control fijo del peaje en Vega de Aza, se retuvo el primer lote de 189 tarjetas de crédito de diferentes bancos y asignadas a varios tarjetahabientes, que eran trasportadas en vehículo de una conocida empresa de encomiendas que de San Cristóbal se trasladaba a Barinas.

El otro decomiso fue efectuado en la alcabala de La Tendida, adscrita al Destacamento de Fronteras N° 13, donde los efectivos militares detectaron 45 tarjetas de crédito que eran movilizadas en un vehículo taxi, ocultas en el purificador del aire.

Añadió nuestro informante que en estos procedimientos se practicó la detención de dos hombres, un venezolano de 62 años de edad y una ciudadana colombiana de 57 años, quienes fueron puestos a órdenes del Ministerio Público para determinar las respectivas sanciones para este delito de ilícitos cambiarios.

Explicó más adelante que la retención de estas tarjetas y el arresto de las dos personas se produce por cuanto presuntamente estarían incursos en los denominados ilícitos cambiarios, por uso fraudulento de tarjetas inteligentes, aseveró López Vargas.

Se comentó por otra parte sobre la sospecha de que las tarjetas incautadas fueron utilizadas en territorio colombiano en un proceso que se conoce como el proceso de “raspado” que de manera ilícita permite beneficiarse de los dólares otorgados por Cadivi y que eran trasladadas de nuevo a diversas localidades del país, para ser devueltas a sus respectivos propietarios. Sobre este particular se ha iniciado una exhaustiva investigación que no sólo incluye a las personas a las cuales se les decomisó un lote de tarjetas que no les pertenecían, sino que también implica a los denominados tarjetahabientes, que deberán dar explicaciones sobre el particular.

Las tarjetas son ahora la evidencia y si se comprueba que tal y como se sospecha, sus propietarios cometieron un delito cambiario, no sólo corren el riesgo de ir a la cárcel, sino que además podrían perder el cupo de dólares Cadivi.