Sundecop inicia discusiones para regular precios de medicamentos

Elaborar un documento propositivo de los mecanismos para la regulación de los medicamentos en el país es la meta con la que se desarrolla este jueves una discusión entre representantes de la Superintendecia de Costos y Precios justos (Sundecop), la Alianza Interinstitucional para la Salud, colectivos del sector sanitario, médicos y representantes del Poder Popular.

La superintendente nacional de Costos y Precios, Karlin Granadillos, informó que este es el primer taller de una serie de actividades organizadas por el organismo no sólo para definir mecanismos de contraloría de los precios por parte del Estado sino también para modificar la cultura de consumo de los medicamentos por parte de los pacientes, muchas veces subsumidos a las recomendaciones de los médicos, quienes a su vez están bajo el influjo de las estrategias de mercadeo de las transnacionales farmaceúticas.

“Nos estamos organizando en mesas de trabajo donde estamos discutiendo diferentes aspectos del funcionamiento del sector, tanto el proveer medicamentos, el consumo, el rol que juega el Poder Popular en el tema de la regulación de precios y otros que tienen que ver con la producción, importación y comercialización del sector medicamentos, junto al análisis de la data que ya presentó el sector privado”, detalló Granadillos en el taller, que tiene lugar en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), sede Los Chaguaramos.

El cronograma para la implementación de la regulación no está definido aún pues, como indicó la superintendente, se trata de un sector complejo y masivo en el que se comercializan aproximadamente 9.000 productos y cuya regulación no puede reducirse sólo a la fase de comercialización. También debe atajar los eslabones de producción, distribución y consumo.

El año pasado la Sundecop emprendió un trabajo de levantamiento de información y encuestas en las farmacias para descubrir elementos relacionados con el consumo de medicamentos. Entre los principales hallazgos resalta el que la industria farmaceútica venezolana opera como un oligopolio, es decir, que la oferta proviene básicamente de unas pocas empresas transnacionales que han absorbido a las industrias más pequeñas.

La farmacéutica está entre las tres industrias más grandes del mundo, después de la armamentística y la financiera. Entre los elementos que analiza la Sundecop con estas mesas de trabajo destaca transformar el paradigma del medicamento como un bien comercial al de las medicinas como bienes sociales.

AVN