Inepol desmantela venta clandestina de fuegos pirotécnicos en allanamiento

Gran cantidad de fuegos pirotécnicos fueron decomisados por funcionarios del Instituto Neoespartano de Policía (Inepol) adscritos a la División de Inteligencia Estratégica y Preventiva (DIEP), durante un allanamiento efectuado en el marco de la Misión A Toda Vida Venezuela en Nueva Esparta, en una vivienda ubicada en una calle en El Rincón de La Fuente, municipio Antolin del Campo.

El director de la policía estadal, C/J Néstor Martínez, informó que los funcionarios con el aval de una orden de allanamiento emanada por el Tribunal de Control N° 4 y previo conocimiento de la Fiscal Cuarto del Ministerio Público, realizaron la visita domiciliaria y procedieron a revisar el inmueble, localizando en un local anexo más de 130 cajas y unos 34 paquetes contentivos de gran cantidad de fuegos pirotécnicos de diferentes tipos y tamaños, valorados en más de 100 mil bolívares aproximadamente.

Al solicitarle la documentación de dicha mercancía, el propietario alegó que estaban vencidos y que todo lo obtuvo de una distribuidora ubicada en el estado Lara; motivo por el cual los efectivos procedieron a detenerlo por no poseer la permisología respectiva al día emanada por la Dirección de Armas y Explosivos (DAEX), ni de los bomberos, ni del Ministerio de Ambiente, ni la patente de Industria y Comercio de la Alcaldía.

El responsable quedó identificado como: José, de 48 años de edad, comerciante, quien quedó a la orden de la Fiscal Segundo del Ministerio Público, mientras que la mercancía decomisada fue remitida a la Dirección de Armamento y Explosivos.

Martínez resaltó, que gracias a la efectiva actuación policial en todo el estado y comprometidos con la  Gran Misión A Toda Vida Venezuela en Nueva Esparta, comandada por el gobernador bolivariano y revolucionario Carlos Mata Figueroa, se logró erradicar esta venta clandestina de fuegos pirotécnicos, y ahora los responsables tendrán que responder ante la ley.

Sostuvo que continuarán realizando las labores de inteligencia para capturar a quienes infringen las leyes, prevenir el delito y garantizar mayor seguridad a los neoespartanos, para dar cumplimiento con la misión que les encomendó el mandatario regional.