Rafael Correa ejerció su derecho al voto (Imágenes)

El presidente de Ecuador y candidato a la reelección Rafael Correa llamó a los ecuatorianos, tras votar en Quito, a participar masivamente en las elecciones de este domingo, señalando que en manos de éstos se encuentra el destino del país.

“A elegir nuestro futuro, que hoy sea una fiesta nacional, democrática. En nuestras manos está nuestro destino”, dijo Correa luego de sufragar en un aula de la escuela San Francisco de Quito, en el norte de la capital.

Correa también exhortó a resguardar el proceso electoral, en el que serán elegidos presidente, vicepresidente y 137 congresistas, “para lograr que sea el más incluyente y transparente de la historia del país”.

“Los invito a acercarse a votar con mucha responsabilidad, conciencia e infinito amor”, agregó el mandatario socialista, amplio favorito para lograr un nuevo período de cuatro años.

“Esto es lo bello de la democracia electoral, el ciudadano tiene en su manos su futuro”, subrayó el gobernante, quien acudió al recinto electoral en compañía de su candidato a la vicepresidencia, Jorge Glass.

Vestido con un traje gris, camisa blanca y sin corbata, Correa avanzó hasta el puesto de votación con dificultad por la enorme cantidad de simpatizantes y periodistas nacionales y extranjeros que lo esperaban.

En medio de fuertes medidas de seguridad, el mandatario llegó al recinto saludando a sus partidarios que le lanzaron vivas, y repartiendo besos a varios de ellos.

Correa, que marcó las tarjetas electorales sobre un sencillo pupitre de madera, acompañaba luego a votar a Glass, a su esposa y a una hija que ejercerá el voto facultativo por ser menor de edad. Dijo que posteriormente asistirá a misa y a un almuerzo familiar, para esperar los resultados en la tarde en el Palacio de Carondelet, sede del gobierno en el centro colonial de Quito.