Inflación, escasez y devaluación lapidan ingresos de las familias

(Foto Afp)

A la constante depreciación del bolívar, ir a hacer las compras tiene un reto igual de colosal: la escasez. El informe más reciente del Cendas reporta que el salario mínimo sólo alcanza para adquirir, cuando el desabastecimiento no diga lo contrario, 43,7% de la canasta alimentaria, publica este miércoles Correo del Caroní..

La canasta alimentaria familiar de enero de 2013 se ubicó en Bs. 4.684,49, aumentando 2,4% con respecto a diciembre de 2012, reportó el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) en el boletín correspondiente al primer mes de 2013

María Ramírez Cabello
[email protected]

El cálculo es levemente inferior a la estimación del Centro de Investigaciones para la Educación, la Productividad y la Vida de la UCAB Guayana (Ciepv), que determinó que la canasta alimentaria de Puerto Ordaz aumentó 5,29% hasta ubicarse en 4 mil 786 bolívares en enero.

El Cendas detalló que nueve rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio, siendo las alzas más pronunciadas las de la categoría de azúcar y sal, que subió 22,4%; seguido de caraotas, arvejas y lentejas, 10,8%; leche, quesos y huevos, 10%; raíces, tubérculos y otros, 9%; salsa y mayonesa, 5,4%; cereales y productos derivados, 4,7%; y café, 4,3%.

El boletín indica que nueve productos presentaron problemas de escasez en enero: sardinas enlatadas, pollo, carne de res a precio regulado, margarina, azúcar, aceite de maíz, harina de trigo, harina de maíz y café: “el 15,8% de los productos que contiene la canasta”.

El Cendas resaltó que el salario mínimo, fijado en Bs. 2.047,52, permite adquirir sólo 43,7% de la canasta alimentaria de enero, de modo que el déficit del salario mínimo se ubica en 56,3%.

“Se requieren 2,3 salarios mínimos para cubrir el precio de la canasta”, añade, al precisar que entre enero de 2012 y el mismo mes de 2013, la canasta subió 30,1%.