Fundación Clinton otorga 700.000 dólares a Haití

Un grupo caritativo formado por el ex presidente estadounidense Bill Clinton otorgó más de 700.000 dólares para desarrollar el sector agrícola de Haití.

La Clinton Foundation anunció el lunes que las subvenciones irán a los esfuerzos para plantar árboles, construir una finca cafetalera y capacitar campesinos.

(foto AP)

Clinton ha sido enviado especial de la Organización de Naciones Unidas para Haití desde poco antes del devastador terremoto de 2010. El ex mandatario dejó Haití después de una visita de dos días en la cual lo acompañaron potenciales inversionistas representando a una compañía de perfume, restaurantes y una compañía de lencería.

“El país ha sido desalentado durante tanto tiempo y las controversias son tan familiares para la gente que en ocasiones es demasiado fácil ver el lado negativa. No soy ingenuo. Sé cuál es la parte inconveniente”, dijo Clinton a The Associated Press. Sin embargo, aun así, agregó, “éste es un lugar de enorme potencial”.

Uno de los sitios visitados el lunes fue una cervecería que compró Heineken NV el año pasado. La empresa anunció el lunes que invertiría 40 millones de dólares para expandir la fábrica de cerveza y ayudar a agricultores que le proveen sorgo.

El presidente haitiano, Michel Martelly, busca atraer inversionistas extranjeros para ayudar a reconstruir la nación caribeña tras el sismo devastador.

Su gobierno ha utilizado rutinariamente el lema “Haití está abierto al negocio”, pero los analistas —tanto dentro como fuera de Haití— dicen que un anticuado sistema bancario y un sistema de justicia disfuncional, que proporciona poca certidumbre legal a los inversionistas, ahorcan a la nación.

Entre otros impedimentos se encuentran las advertencias del gobierno estadounidense que alertan a viajeros sobre preocupaciones de seguridad, una epidemia de cólera e infraestructura inadecuada.

Las advertencias sobre viajar no pasaron desapercibidas para Mario Batali —un célebre chef estadounidense, visitante por primera vez a Haití— aunque tuvo el lujo de viajar con el equipo de seguridad de Clinton.

“El peligro en mi opinión es muy exagerado”, comentó Batali. AP