Detenida venezolana por mandar mensajes en Twitter

Las autoridades detuvieron a una mujer señalada de difundir “mensajes desestabilizadores” y de usurpar la identidad de una funcionaria en Twitter, anunciaron el miércoles las autoridades.

(Twitter @JorgeGalindoMIJ)

Una mujer identificada como Lourdes Ortega Pérez, de 53 años, fue apresada el miércoles por la policía tras descubrírsele “algunos mensajes desestabilizadores”, dijo el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, a la televisora estatal.

“Vamos hacer una profunda investigación”, indicó Reverol al precisar que la detenida, que es una técnica superior de informática, estaba usurpando la identidad de una funcionaria del Servicio Autónomo de Registros y Notarías (SAREN). El funcionario no informó donde fue detenida Ortega Pérez.

El jefe de prensa del Ministerio de Relaciones Interiores, mayor Jorge Galindo, dijo en su cuenta de Twitter que a Ortega Pérez le fue incautado “un computador de uso personal el cual utilizaba para fines desestabilizadores”, y que poseía una cuenta en la popular red social “desde donde se dedicaba a generar rumores para influenciar en la colectividad”.

La detenida fue presentada este miércoles en los tribunales del estado central de Lara, precisó Galindo.

El ministro dijo que las autoridades siguen monitoreando los “mensajes de las redes sociales” y “viendo pues como se comportan las informaciones de aquellas personas, de aquellos grupos orquestados por la derecha que quieren seguir desestabilizando el país”.

La Fiscalía General imputó en el 2010 a dos personas que utilizan la red social de Twitter del delito de “difusión de información falsa” por estar presuntamente relacionados con “la difusión de mensajes a través de internet contra el sistema financiero venezolano”.

Ese mismo año un ingeniero de la corporación estatal de electricidad fue imputado del delito de “instigación al odio público” por difundir en el Twitter un presunto mensaje en el que instigaba al magnicidio del presidente Hugo Chávez.

El jefe de la policía judicial de ese entonces, comisario Wilmer Flores Trosel, dijo que el imputado difundió en la popular red social un mensaje donde aparecía el mandatario “con heridas al nivel de rostro, (y) ordenando como se podía hacer el magnicidio”.

Chávez falleció el 5 de marzo tras padecer cáncer casi dos años.