Ministerio del Ambiente desaloja a trabajadores de Inparques

Prensa de Solidaridad

Marlene Sifontes, miembro del Frente autónomo en defensa del empleo, el salario y el sindicato, FADESS, denunció el desalojo “arbitrario” de los trabajadores de INPARQUES-Apure de las instalaciones del Ministerio del Ambiente en San Fernando de Apure por parte de Anny Rodríguez, Directora general ambiental del Ministerio del Ambiente.

 

Explicó la también dirigente del sindicato de INPARQUES, “Los trabajadores del Ministerio del Ambiente se opusieron este martes a que nuestros compañeros fueran sacados a la calle, lo que produjo una protesta enérgica y solidaria de todo el personal y a la señora Anny Rodríguez solo se le ocurrió llamar a la Guardia Nacional Bolivariana y acusar a todos los trabajadores de escuálidos y acto seguido, el grupo antimotines procedió a la toma de las instalaciones del Ministerio del Ambiente”.

 

Aseguró que, “La desidia de INPARQUES ha sido tal, que en San Fernando de Apure nuestros compañeros trabajaban en una oficina alquilada y el anterior director de INPARQUES en la región, de forma inconsulta decidió cancelar el alquiler alegando falta de recursos, dejando a los trabajadores a la deriva: Posteriormente, hace 4 años se pudo lograr un espacio en las instalaciones del Ministerio del Ambiente del cual pretenden ser sacados desde el pasado martes sin tener un lugar a donde ir”.

 

José Matute, miembro de FADESS y del sindicato de INPARQUES advirtió que todos los bienes que tenía INPARQUES-Apure antes de la mudanza al Ministerio del Ambiente tuvieron que ser llevados a un terreno a hora y media de San Fernando de Apure. “Los vehículos, equipos y material didáctico se deterioraron por falta de voluntad política además de una constante que el gobierno central supuestamente ha informado a nuestros superiores, la falta de recursos para el organismo”.

 

La acción de protesta de los trabajadores permitió impedir que los trabajadores “fueran echados a la calle” aseguró. “Se pudo lograr una reunión para este miércoles a las 2 p.m. con la finalidad de que todas las partes puedan exponer su situación y buscar una salida que pueda beneficiar a todos”.

 

“¿Hasta cuando se maltrata y se subestima el patrimonio ambiental venezolano? ¿Por qué los trabajadores de INPARQUES no pueden tener una sede propia y decente que permita desarrollar una adecuada gestión y garantizar además un buen servicio a los usuarios? Urge la protección de los recursos estratégicos que se hayan en los parques nacionales”, se preguntó.

 

Para el dirigente sindical, “Continúa la deuda ambiental del Estado venezolano para con las áreas protegidas del país”, concluyó

 

Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad