Obama se reúne con republicanos de Cámara Baja por primera vez desde 2010

El presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió este miércoles por primera vez desde 2010 con los 232 miembros republicanos de la Cámara de Representantes, en un intento de retomar las negociaciones sobre el presupuesto y las formas de reducir el déficit.

“Estuvo bien, me gustó, creo que fue útil”, dijo el mandatario al salir del Capitolio, tras una hora y media de preguntas y respuestas.

En la agenda de la reunión también estuvieron la inmigración, la violencia con armas de fuego y la seguridad en internet, afirmó la Casa Blanca.

El presidente estadounidense transmitió a los republicanos su “fuerte determinación”, sobre todo ahora que se acabó la campaña, para encontrar puntos en común entre ambas partes sobre una serie de proyectos legislativos que son prioritarios para su gobierno.

El martes, Barack Obama también había acudido al Capitolio con el objetivo de impulsar el diálogo entre el legislativo y la Casa Blanca. Por otra parte, el jueves el mandatario volverá a la sede del Congreso para reunirse con las minorías de cada cámara: los republicanos del Senado y los demócratas de la Cámara de Representantes.

Los republicanos presentaron el martes su proyecto para recortar el déficit: un plan a 10 años que contempla fuertes recortes a los programas sociales y que fue criticado de forma inmediata por los demócratas.

El republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, calificó el encuentro como “productivo”, pero destacó las abismales diferencias que aún separan a ambas partes sobre la forma para eliminar el déficit.

Para los demócratas, la mejor manera de equilibrar el presupuesto es un aumento de los impuestos a las rentas más altas, especialmente suprimiendo las exenciones fiscales.

“Los republicanos quieren equilibrar el presupuesto, pero el presidente no quiere. Los republicanos quieren resolver nuestro problema de la deuda en el largo plazo, pero el presidente no quiere”, dijo Boehner en una conferencia de prensa.

Sin embargo, Boehner admitió que había sido un buen comienzo y que esperaba que este tipo de discusiones continuaran.

AFP