Por error congelaron a un hombre vivo


Un hombre ha sido congelado vivo en la cámara frigorífica de un depósito de cadáveres en la región rusa de Pskov después de que un sanitario constatara, por error, que estaba muerto, según han informado las autoridades rusas.

El pasado 4 de febrero, un sanitario diplomado en Enfermería certificó oficialmente la muerte del hombre, de 57 años, por lo que fue trasladado a una cámara frigorífica del depósito de cadáveres. No obstante, la autopsia realizada después concluyó que el hombre, ya muerto, aún permanecía vivo cuando fue congelado.

Además, las autoridades se han percatado de que el depósito en cuestión no cuenta con personal cualificado para el traslado de cadáveres. Por ello, cuando no están los médicos de turno, se encarga a los familiares la tarea de mover los cuerpos hasta la morgue.

“Cuando traen los cuerpos al depósito y no están los médicos de turno, los familiares deben pedir las llaves y trasladar ellos mismos los cadáveres. Es algo inaceptable”, denunció el gobernador de Pskov, Andréi Turchak.