Sector automotriz se empastela bajo amenaza de más regulaciones

(Foto Archivo)

Luego de tener cuatro años consecutivos de caída, el mercado automotor repuntó en 2012, sin embargo entes oficiales culpan de la limitada oferta de vehículos a una estrategia de concecionarios y distribuidores, destaca el Mundo, Economía y Negocios.

El año 2012 fue atípico para la venta de vehículos en Venezuela.

La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) manifestó en sus estadísticas haber otorgado 2.692,58 millones de dólares, lo que lo destacó como el tercer sector con más divisas aprobadas.

También se frenó la caída de cuatro años consecutivos de la producción nacional, destacando la producción de 104.083 unidades, y la venta total de 130.553 vehículos, lo que equivale a 8,17% más que en 2011.

A pesar de éstos datos, representantes de la Cámara Venezolana Automotriz (Cavenez), de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), así como distribuidores y mayoristas, destacan a través de sus estadísticas que la oferta de vehículos en el país está subordinada a la restricción de solicitudes, en las que el Sitme suponía el principal medio de importación para la materia prima, alegando una “escasez de rubros suficientes” y una demanda que sobredimensiona la oferta a listas de espera para pedidos en concesionarios y plantas.