Incautan en Colombia 3,9 toneladas de cocaína en laboratorio de Farc

Foto archivo

El Ejército de Colombia desmanteló un laboratorio de drogas de la guerrilla comunista FARC e incautó 3,9 toneladas de este alcaloide en una zona rural del departamento (provincia) del Cauca (suroeste), informó este sábado una fuente militar a la AFP.

“El operativo conjunto con la Fiscalía se cumplió en zona rural del caserío El Zanjal, en jurisdicción del municipio de Timbiquí (Cauca). Allí logramos decomisar 3,9 toneladas de coca y otros insumos”, dijo el coronel Jorge Mora, comandante de la Brigada Especial contra el narcotráfico del Ejército.

El alcaloide, decomisado el pasado miércoles y valorado en 40.000 millones de pesos (USD 22,2 millones), fue presentado ante periodistas este sábado en una base aérea del puerto de Tumaco, departamento de Nariño, sobre el Pacífico y fronterizo con Ecuador.

El laboratorio tenía capacidad para producir más de una tonelada diaria de cocaína y servía como soporte económico del Comando Conjunto de Occidente de las FARC.

Además, esta estructura tenía capacidad para albergar a por lo menos 70 personas y contaba con dos bodegas para almacenar la cocaína producida. Antes del hallazgo tropas militares libraron combates contra guerrilleros del Frente 60 de las FARC, según Mora.

“Este gran centro de acopio servía para el financiamiento a los frentes sexto, octavo, 29, 30, 60 y Manuel Cepeda Vargas, que delinquen en los departamentos del Valle del Cauca, Cauca (suroeste) y Nariño (fronterizo con Ecuador)”, indicó.

La Fiscalía precisó en un comunicado que la droga era enviada por el Pacífico hacia Estados Unidos. “Allí, se intercambia parte de ella por armas, municiones y explosivos, al parecer con destino a las FARC”.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fundada en 1964 y hoy con unos 8.000 combatientes, es la principal guerrilla del país y la más antigua en América Latina.

Colombia es el mayor productor de cocaína del mundo junto con Perú, según la ONU.

Cada año, autoridades locales decomisan cientos de toneladas de drogas a guerrillas, a bandas criminales paramilitares y de narcotraficantes.

Estos cargamentos tienen como principales destinos Europa, Centroamérica y el Caribe, así como México, donde operan los cárteles de Tijuana, Juárez, Los Zetas y de Sinaloa.

En febrero, el presidente Juan Manuel Santos ordenó a las autoridades locales y la Fiscalía que investigaran la supuesta presencia de miembros de cárteles mexicanos, en especial del de Sinaloa, en Nariño y Valle del Cauca.