Nueva “marea blanca” en Madrid para defender la salud pública

(Foto AFP)

Cientos de médicos y enfermeras en blusa blanca bajaron el domingo a las calles de Madrid, en una nueva “marea blanca” de protesta contra las privatizaciones y cortes presupuestarios que según ellos ponen en riesgo la salud pública.

Los manifestantes recorrieron las calles de la capital española detrás de una gran banderola que rezaba: “La sanidad publica no se vende, se defiende”.

El gobierno regional de Madrid, dirigido por la derecha, prevé privatizar parcialmente seis de los 20 grandes hospitales de la región, así como 27 centros de salud, sobre un total de 270.

“Lo que está en juego es un servicio de sanidad pública que nos llevó muchos anos construir y que funciona muy bien como está. No podemos permitir que el sistema sea privatizado”, declaró Esther Granero, una enfermera de 43 años, quien trabaja en un hospital madrileño.

Desde el mes de noviembre, los sindicatos de salud organizan regularmente estas “mareas blancas”.

En el marco de la reforma sanitaria anunciada en la primavera boreal de 2012, el gobierno central (derecha) de Mariano Rajoy pretende ahorrar 7.000 millones de euros anuales, un esfuerzo que repercute en las finanzas de las comunidades autónomas (regiones) españolas, encargadas de gestionar el presupuesto de salud.

El sábado, miles de personas se habían manifestado en Madrid y otras ciudades de España para exigir una “Europa de las personas contra la UE de los mercados”, convocados por el movimiento de los indignados que denuncia la incapacidad de los dirigentes para salir de la crisis. AFP