Polémica por el parecido entre Obama y el Lucifer de la serie “La Biblia” (Foto)

 

En un país donde las teorías conspirativas encuentran siempre terreno abonado, un nuevo motivo de polémica se ha sumado en Estados Unidos a las peleas partidistas en torno a la figura del presidente Barack Obama. El parecido entre Obama y el actor que personifica al demonio en la miniserie de televisión “The Bible” ha provocado denuncias de que la derecha evangélica vuelve a cargar contra el presidente, al que algunas voces estridentes acusaron en el pasado de ser musulmán encubierto.

Tanto History Channel, que emite esta serie de diez horas de duración y gran aceptación de público, como sus productores responden que el parecido el presidente y el actor escogido para el papel del diablo, el marroquí Mohamen Mehdi Ouazanni, es pura coincidencia. “History Channel tiene el mayor de los respetos hacia el presidente Obama. La serie fue producida con un reparto internacional y diverso. Es desafortunado que alguien haga esa falsa conexión. El propósito de la serie es ilustrar a la gente con historias ricas y profunda historia”, indicó un comunicado.

Por su parte, los productores Mark Burnett y Roma Downey, quien a su vez actúa en la serie como la Virgen María, destacaron que no solo no tienen nada contra Obama, sino que además contribuyeron económicamente a su campaña electoral de 2008. En concreto, Downey donó entonces 5.000 dólares directamente a la plataforma electoral de Obama y 2.700 dólares al Partido Demócrata.

Downey aseguró que incluso los Obama han aplaudido la serie. En una recepción en la Casa Blanca al día siguiente de la emisión del polémico capítulo, en el que salía el diablo durante el pasaje del Nuevo Testamento de las tentaciones de Jesucristo en el desierto, los Obama le expresaron su agradecimiento porque la serie “ha envuelto al país en una conversación sobre la Biblia”.

Los tres primeros episodios han sido vistos en Estados Unidos por unos 68 millones de personas. La aparición en escena de Satán provocó en las siguientes horas la emisión de unos 20.000 mensajes de Twitter haciendo referencia a su parecido con Obama.

“Tanto Mark como yo”, dijo Downey refiriéndose a su esposo y coproductor, “sentimos respeto y amor por el presidente, cristiano como nosotros. Falsas declaraciones como estas son estúpidas distracciones que buscan desmerecer la belleza de la miniserie”.

Downey explicó que por razones presupuestarias, la serie se rodó básicamente en Marruecos. Mohamen Mehdi Ouazanni “es un reconocido actor marroquí que ha participado en varios programas referidos a la Biblia, incluyendo personajes satánicos mucho antes de que Barack Obama fuera elegido presidente. Es una maravillosa persona, con la que hemos trabado amistad. Ha hecho un gran trabajo. En su carrera actual sobre todo hace comedia, pero es un gran actor”.