Empresas se endeudan para pagar el Islr

(Foto Archivo)

A pesar de que el Gobierno ha dicho que la presión fiscal en Venezuela es baja -11,4% del producto interno bruto- en comparación con otros países de Latinoamérica, la realidad es que existen alrededor de 21 contribuciones parafiscales que merman la rentabilidad de la industria, indicó Leonardo Palacios, abogado asesor en materia tributaria.

Algunos genéricos y otros por sectores, estos tributos adicionales hacen que la rentabilidad de las empresas se vea comprometida, explicó el abogado. “Lo que recibe el fisco por vías de múltiple imposición son ingresos que dejan de percibirse”, dijo.

“Se denominan contribuciones parafiscales porque no son propiamente impuestos, son cargas que se crean con ciertos objetivos que finalmente no se cumplen y los recursos pasan a los fondos públicos”, explicó José Moreno León, ex superintendente del Seniat. La mayor parte de estos aportes corresponden a la última década y algunos alimentan fondos especiales de los que no se conocen mayores detalles.

Un ejemplo claro son las contribuciones estipuladas en la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación. “Cuando el Estado cambia la Ley para disponer de los recursos y le quita a la empresa la facultad de participar de manera autónoma, este aporte se vuelve parafiscal”, indicó Moreno León.

De igual forma ocurre con el impuesto de las empresas turísticas y, más recientemente, la contribución especial al Fondo Nacional del Deporte. “Las empresas ven reducidas sus disponibilidades financieras, son erogaciones que no tienen que ver con la actividad productiva”, manifestó.

El porcentaje del impacto de los aportes parafiscales varía de acuerdo con cada sector. En algunos casos, los gravámenes también dependen del estado en el que se ubique la empresa. En Aragua, el pago por concepto de timbres fiscales es exorbitante y mucho más alto que el estipulado en al ley nacional debido a que se calcula por metro cuadrado.

Aunque los timbres fiscales son necesarios para financiar servicios, también los exigen para trámites que pasan a contribuir al fisco nacional. Las empresas en Aragua han tenido que recurrir al endeudamiento para cancelar este gravamen. Incluso algunas consideran trasladarse a otros estados donde la carga impositiva sea menor.

Más información en El Nacional.