Destilerías asumen compromiso con el uso racional del agua

Esencial para la vida, el agua es cada vez más preciada mientras sea más pura. Y uno de los lugares donde este vital líquido se mantiene en su estado mineral natural, protegido de la contaminación, es en los valles de Escocia, por lo que no es casual que de allí provengan los mejores destilados del planeta. Comprometidos con la preservación de uno de los principales ingredientes de sus mezclas, William Grant & Sons concentra sus esfuerzos en mantener las mejores prácticas en cuanto a eficiencia en la reutilización del agua empleadaparala fabricación sus licores.

Un “scotch” combina cuatro ingredientes básicos: aire escocés, cereales (trigo, maíz o cebada), agua y levadura. Cada fabricante de whisky se acerca a la tarea de manera diferente, dando a sus productos una identidad propia, única y carácter, como resultado de las decisiones que el Maestro Mezclador y su equipo hacen.

Cruz Mario Zambrano, embajador de Grant’s para Venezuela, explica que en cada fase del proceso de producción del whisky, interviene el agua como principal protagonista. “Desde la hidratación de los granos de cebada y trigo, en los procesos de molienda y fermentación, en la elaboración de las maltas, hasta en la producción de la mezcla final, este ingredientees primordial, a tal punto que es precisamente el agua de Escocia la que le da el nombre a este particular blended”.

Y es que en Escocia, a diferencia del resto del mundo, este recurso natural tiene el más bajo contenido de nitratos, sales y sodio, lo que le hace ideal para producir el mejor whisky. Zambrano explica que “esto ocurre debido al proceso de filtración natural del preciado líquido, a través de las capas rocosas del territorio escocés. Indiscutiblemente, el “scotch” no sería mundialmente conocido sin ese ingrediente maravilloso y natural que es su propia agua”.

Zambrano agrega que “incluso una vez procesado el whisky en barricas de roble, por el tiempo que sea necesario (3;1; 18; 50 años o más), el agua ayuda a reducir la fortaleza del alcohol en la mezcla, que tras la maduración oscila entre 63% y 68%. Cuando se va a embotellar para su comercialización, se reduce aún más el grado de alcohol, a un máximo de 40%”.

Destilerías con visión eco-eficiente

Tanto Grant’s como el resto de las destilerías escocesas trabajan de manera mancomunada para preservar el vital líquido. Zambrano detalla que todos los terrenos adyacentes a los reservorios naturales de la zona, han de mantenerse libres de agentes contaminantes. “Particularmente, el agua usada en la destilación de nuestros productos, es procesada y oxigenada, para que pueda incorporarse nuevamente a los cauces de los ríos sin causar daño alguno a la flora y fauna escocesa, ni afectar a las destilerías que operan aguas abajo”.

Zambrano recomienda a los amantes del scotch que suelen mezclarlo con agua, usar de origen mineral no gasificada, que tenga el menor contenido de sodio posible, para preservar su distintivo sabor. “Otro tipo de agua puede haber sido tratada químicamente para hacerla potable. La idea de colocarle  agua al whisky es permitir que afloren los aromas mas puros de este néctar escocés”.

WG&S comprometida con el ambiente

 

  • Además del cuidado del vital líquido, William Grant & Sons busca aplicar las tecnologías más eficaces y eficientes en sus operaciones a fin de mejorar su huella ambiental y reducir su consumo energético.
  • Como parte de su estrategia a largo plazo, la empresa produce su propia electricidad.
  • Sus alambiques de whisky de grano en la destilería de Girvan en Ayrshire tienen un diseño único patentado, que utiliza la tecnología de vacío para mejorar su eficiencia, utilizando menos energía.
  • La empresa ha instalado tecnología de recompresión de vapor termal en varios de sus alambiques, a fin de optimizar su eficiencia energética y reducir sus necesidades por unidad de producción.
  • La última innovación de Grant’s es ser la primera productora de whisky escocés en instalar un reactor anaeróbico, en su planta ubicada en Girvan. Este permitirá la producción de gas metano que se quemará en turbinas ygenerará energía renovable en forma de electricidad y calor.

 

“Grant’s reafirma una vez más su compromiso con los consumidores de la marca en todo el planeta” afirma Zambrano. “Cuidamos cada detalle, desde el origen mismo de los destilados, cerciorándonos que nuestro entorno mantenga la misma pureza que caracteriza a cada uno de nuestros productos. La mejor manera es dando vida: por lo que seguiremos cuidando este vital líquido, con nuestros óptimos procesos de purificación. Y seguiremos honrando a esa tierra que nos regala la mejor agua del mundo, de la manera que lo sabemos hacer: preparando el mejor blended del mundo”.