Se marchó Don Pablo Mihalka, pionero del Motociclismo Venezolano

A la edad de 82 años, el pasado 15 de marzo falleció Pablo Mihalka, campeón nacional de motovelocidad de Venezuela en la temporada 1954 en la categoría 500cc y vencedor un año antes en Lima en el Suramericano de la categoría 350cc.

Nacido en Hungría en 1931, como cientos de miles de europeos que emigraron hacia América tras la Segunda Guerra Mundial, Pablo Mihalka y su familia llegaron a Venezuela en 1947. En su adolescencia estudió en el colegio La Salle y allí tuvo como compañero de clases a Maurizio Marcotulli, otro jovencito al que le apasionaba todo lo que tuviera que ver con los motores y la velocidad.

Al comienzo, Mihalka se involucró en las carreras como fotógrafo, ese talento por el retrato que importaron muchos de sus compatriotas, y con apenas 21 años, hizo su debut en las carreras de motovelocidad donde tuvo como maestro al campeón de origen alemán, Lambert Danzer. En 1952 Pablo Mihalka se adjudicó el título nacional de novatos en la clase 500cc.

A fines de 1953 se produjo la primera participación de una delegación venezolana en escenarios foráneos, el Campeonato Suramericano disputado en Lima, Perú, en el trazado urbano de La Herradura. El grupo criollo estaba integrado por media docena de jóvenes repartidos en cuatro categorías: 500, 350, 250 y 125cc.

A Pablo Mihalka, de 23 años, le tocó participar en la clase 350cc en una monocilíndrica Velocette británica y gracias a su regularidad en los tiempos al cubrir la pista con registros casi idénticos de 4 minutos y 9 segundos la vuelta, consiguió hacerse con la victoria absoluta, tras superar al local Teodoro Roth, en una Royal Enfield.

La victoria de Mihalka significó la primera absoluta obtenida por motociclista venezolano alguno en competencias internacionales, éxito que inició una magnífica tradición de conquistas y títulos a nivel continental que llegaría a su apogeo en las décadas del setenta y ochenta gracias a los cetros mundialistas obtenidos por Johnny Cecotto (350cc 1975 y 750cc 1978) y Carlos Lavado (250cc 1983 y 1986).

La trayectoria en las dos ruedas de Pablo Mihalka culminó en 1954, tras hacerse con la corona nacional en la clase 500cc en una Gilera Saturno. Posteriormente hizo algunas presentaciones aisladas en el automovilismo, como la primera carrera de monoplazas en la división Fórmula Júnior que se hizo en 1958 en las calles de La Trinidad, al sur este de Caracas, mientras en 1972 se alzó con el título nacional de rally como navegante del capitalino Ernesto Soto, a los mandos de un Renault 12.

Un buen día de 1982, atormentado por las limitaciones en el uso de las vías públicas para los motociclistas, Pablo Mihalka decidió marcharse de Venezuela, decisión que hizo pública en una carta abierta aparecida en un diario de circulación nacional. Junto a su familia se trasladó a los Estados Unidos, donde se mantuvo siempre vinculado al mundo de la moto, relacionándose directamente con la marca BMW.

Su más reciente reconocimiento lo recibió a fines del año pasado, cuando fue exaltado al Salón de la Fama del Club de Motociclistas de BMW de Washington, gracias a los casi 2 millones de kilómetros (1.2 millones de millas) de recorrido por las carreteras de los Estados Unidos a los mandos de las motos germanas!. Descanse en paz, don Pablo.