Consumidores ya no sienten asombro ante la inflación

(Foto Reuters/Jorge Silva)

Las visitas  que semanalmente hacen las amas de casa y padres de familia por el mercado municipal de Puerto La Cruz pueden generar sorpresa:    encontrar  todos los productos de la cesta básica -cosa que no ocurre- pero lo que ya no asombra a los consumidores consultados  son los precios que con cada visita se tornan más altos. eltiempo.com.ve

Durante un recorrido que hizo El Tiempo por el principal centro de expendio, un grupo de   compradores alegó que siete días “es mucho tiempo” para que el costo de un artículo se mantengan estable.

Así lo aseguró   Eduardo Márquez, quien citó como ejemplo  la venta del  cartón de huevo, al criticar  que en Semana Santa  pasó por  distintas  escalas de  precios, desde  50 bolívares el lunes hasta  90 bolívares el viernes. Ayer,   se ubicaba entre  70 y  80 bolívares.

Marina Delgado recordó  que el alimento  costaba unos Bs 30 en diciembre de 2012. Ello quiere  decir que  en cuatro meses, el precio del cartón de huevo  se   incrementó  entre 133% y 166%.

Sin embargo, destacó:  “Ya estoy acostumbrada a venir y hallar precios más altos. Me pega en el bolsillo, pero igual tengo que llevarlos”.

Otro rubro  con  el mismo comportamiento es  la carne de res. Así  lo  confirmó  Magalys Gómez,  consumidora que acude regularmente al mercado porteño.

De acuerdo con la asistente administrativa, antes de culminar el  año 2012, el producto valía Bs 60 el   kilogramo, mientras que ayer lo adquirió  a 80 bolívares.

“En realidad no provoca ni pelear  porque como siempre es igual, entonces no quiero gastar pólvora en zamuro”.

Los vendedores consultados omitieron el precio al mayor del producto.

En cadena

El precio del pollo se ubica entre 28 y 30 bolívares el kilo , a pesar de que el costo regulado por   el Gobierno nacional es de   15,6 bolívares.

Al respecto, el vendedor Chipiro González argumentó que los distribuidores  lo venden a   23 o   24 bolívares, cuando -replicó- el monto establecido por el Ejecutivo es de  14,35 bolívares.

Explicó que todos quisieran vender al valor que corresponde, “pero si lo encontramos por encima, es obvio que debemos ganarle algo”.

Juan Carlos Gutiérrez, quien también expende el  alimento en el recinto porteño, subrayó que la devaluación  del bolívar también afectó al sector avícola, pues  los químicos y otros productos para la cría de los animales son importados.

“Es por eso que muchas empresas están vendiendo el pollo por encima de lo normal”.

Poder de compra

Desde la perspectiva de  la compradora Elizabeth Marcano,  la inflación “se desborda y la devaluación es horrible”, pero admitió estar acostumbrada a esta situación.

Atribuyó el recurrente incremento de precios a los costos de producción de las compañías y a la especulación.

La consumidora Susana Martínez advirtió que el sueldo mínimo, de   2 mil 047, 48 bolívares mensuales, ha perdido 80% de su poder de compra en el mercado desde diciembre del año pasado.

“Si con 50 bolívares yo podía comprar un kilo de algún producto, eso ya no se puede, compro, como mucho 100 gramos”.

Una visión similar ofreció la docente Magalys Jiménez, quien alegó que cada persona debería percibir al menos tres sueldos mínimos ( 6 mil 141 bolívares) cada mes para el sustento personal.

“Yo debo gastar al menos 1 mil bolívares semanales en comida y no compro mucha carne ni pollo, sino que sustituyo, con un poquito de queso y huevo, que rinden más”.

La educadora  sacó a relucir  que además de trabajar  en un plantel, también se ve obligada a  prestar servicio de transporte y a ofrecer tareas dirigidas para aportar en una familia  conformada por  cinco personas.

“Los vendedores también se aprovechan de la situación para encarecer los precios y tener más ingresos”.

No hay  productos

Consumidores que visitaron supermercados porteños aseguraron que  continúan desaparecidos   la margarina, aceite  y  harina de maíz, además del pollo. En carnicerías particulares, el precio de los productos varía en unos  Bs 10 por encima del que rige en el mercado municipal   en rubros como la carne y el pollo. Medio cartón de huevos se ubica en Bs 40. Aseguraron preferir estos recintos porque hay mayor salubridad.