Ignacio Gainzarain: Laureano y Emilio: ¡ Voto pero no Existo !

De pronto, Laureano y Emilio, se reencuentran saludando a la gente en el centro de votación. Se miran uno a otro, y se felicitan por el acto del viernes en el Ghetto La Melancolía.

Pero como, ¿viniste disfrazado de Miranda?

Jajaja, claro, yo soy un Quijote moderno, un inspirador, un hombre de mil batallas. Y tú qué, ¿otra vez de carajito?

Y mientras la gente se contagiaba de risas, un observador de la fila del frente se preguntaba: ¿Y quién será ese tercero vestido de ceros y unos?

De pronto Miranda recibe una llamada: “pana te acaban de hackear tu cuenta, y están diciendo que tu pajarito anda mandando mensajitos raros a favor del maduro. Pónte pilas y arregla esa clave antes que el pajarito te sabotee el día….”.

Preocupado, se acerca a Emilio, el Niño, y le susurra con voz grave: “coño, me jodieron el pajarito”.

De pronto, el Caballero vestido de ceros y unos les pregunta: ¿es la tierra plana?

Y los dos en coro le responden: es redonda pedazo de …., ¿Acaso tú no has leído la historia de nuestra amada Iglesia, ésa a la que se le pasó un poquito la mano y quemó a medio mundo antes de reconocer que la tierra es redonda y que el sol es su amo?

Pero el hombre de los ceros y unos ni se inmuta y les picha otra: ¿es internet una esfera mágica?

Miranda le dice Emilio, el Niño, no le pares a este payaso, y ayúdame a resolver lo del pajarito, mira que eso si es importante, sobre todo un día como hoy.

Miranda con la mirada en los pajaritos del Cedro que los acobija en la cola, y atribulado por el peso de los tuits, se pregunta: si yo estoy hablando con la gente en este momento, y tengo el celu apagado, ¿cómo es eso de que el pajarito sigue mandando mensajes?

Emilio, como niño bueno y aprendido, le pregunta a Miranda: ¿Pero Usted no actualizó hoy el antivirus de su computadora? Yo lo hago todos los días.

Miranda, todo un Quijote de mil utopías, no atisba a imaginar como son las nuevas batallas, ésas que se baten en las computadoras y no en las montañas.

A ver Niño, ¿qué es un antivirus?

Un antivirus es como un cañón arrechisísimo que apunta a todos los malos que se paseen enfrente tuyo.

Y antes que le dispare al Niño la segunda pregunta, Miranda escucha, en la cola de la esquina, la conversa llorona de una hermosa vecina: “amiguita, ayer me clonaron la tarjeta y me dejaron limpiecita, y el Banco me dice que tengo que esperar, que averiguaciones vendrán y algo se sabrá”.

Miranda, que no entiende nada de estas nuevas escaramuzas, cuando intenta redirigirse al Niño, escucha que éste viendo su móvil explota en risas: “VOTO PERO NO EXISTO”.

Y el Niño avispado le dice a Miranda: “de nuevo estos radicales de su madre, son los anti mejor sistema electoral del mundo.. de verdad, son una plaga”.

Pero de pronto su cara se desencaja y su mandíbula estalla: “vergación me haquearon, ese tuit es mío”.

NOTA:

Es una lástima que los objetores del mejor sistema electoral del mundo, no hayamos podido contar con los aportes de estos dos grandes humoristas.

Ustedes se imaginan como hubiera quedado la “captahuella” como pieza de humor. O la novedosa manera de contar las papeletas. O el cuento de las claves que no cuentan. O la tinta que no pinta. O el Registro con las cédulas que los cubanos manejan….

Pero nunca es tarde, y en tal sentido, les extendemos la invitación a que nos reunamos, para que podamos darles nuestra versión de que la tierra es redonda y que junto al Sol giran sobre un eje….

Quién quita, que si nos confirman la reunión, pudiéramos convencer al Caballero vestido de ceros y unos (*1), para que venga y nos eche el cuento del por qué el último lugar donde deben estar las computadoras es en una elección decente.

*1: Bill Gates. Fuente:http://www.elmundo.es/especiales/2004/11/foro/billgates/