Maduro: Briquet es el enlace que puso Capriles con la derecha salvadoreña para matarme

El presidente encargado y candidato del Gobierno, Nicolás Maduro, llegó al estado Portuguesa y nuevamente en su discurso se dirigió al candidato opositor, Henrique Capriles,  que aseguró: “está obsesionado contra mí y contra el pueblo”.

Denunció que el dirigente opositor Armando Briquet “es el enlace con la derecha salvadoreña que puso Capriles para matarme”. Sostuvo que el ex jefe de campaña de Capriles “era tan corrupto que lo expulsaron de Acción Democrática”.

Asimismo se refirió al secretario general de AD, Henry Ramos Allup, y expresó que “como Carlos Ortega, Ramos Allup tiene el maleficio de Maracapana”. De igual forma, se dirigió al ex gobernador del estado Zulia, Pablo Pérez tras decir: “el burguesito te enpavó y sigues tu allí como cabrón”.

Sobre el apagón que se suscitó durante su visita a la entidad, dijo:  “la burguesía saboteó el sistema eléctrico”.

Más temprano

En horas de la tarde, Maduro también  estuvo en el estado Guárico. Desde la localidad de San Juan de Los Morros, expresó que: “el candidato de la derecha se arrodilla ante la embajada gringa”, dijo refiriéndose al candidato de la Unidad Democrática, Henrique Capriles. Asimismo, aprovechó la oportunidad nuevamente para darle nuevos calificativos y lo tildó de “grandísimo hijo de la oligarquía” además del ya conocido “capitalista”.

Recordó al fallecido mandatario regional, William Lara, quien aseguró también “va volando como pájaro”.

Promesas y más promesas

Prometió construir un tramo en la represa de Camatagua a fin de solventar el problema del agua en la entidad y aprobó  5 mil millones de bolívares para la producción de alimentos en el estado. De igual forma se comprometió a solventar el deterioro de las vías agrícolas.

Sobre los proyectos de vivienda, ratificó que “la burguesía da ranchos al pueblo de Miranda” y al mismo tiempo el canciller Elías Jaua, agregó que se trata de la política adeca de “4 bloques  y 4 latas de zinc”.

La Marcha Caprilista

Sobre la marcha convocada por Capriles para hoy en la avenida Bolívar, Maduro negó que la concentración movilizara a miles de venezolanos al lugar y dijo que “el señorito majunche se metió con Cilia” y lo llamó “cobarde”.

“Hoy el burguesito se metió una sobredosis de obsesión”, dijo Maduro tras asegurar que su rival opositor a la contienda electoral “estuvo tripeando de odio”.

Maduro se despidió y partió hacia el estado Portuguesa.