Chaderton no descarta que se retomen contactos con EEUU

Foto: Archivo

El embajador Roy Chaderton, representante de Venezuela en un fallido diálogo con Estados Unidos para normalizar sus relaciones, no descarta que se puedan reanudar las conversaciones una vez se instale el nuevo Gobierno de Nicolás Maduro, el 19 de abril.

EFE

“La espera establecida era hasta la instalación de un nuevo gobierno. El nuevo gobierno se instala el 19 y bueno, después de eso veremos”, indicó a Efe Chaderton, embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en la sede de la Cancillería venezolana.

Chaderton dijo que el diálogo para normalizar las relaciones, iniciado a finales de noviembre de 2012 y suspendido el pasado 20 de marzo, “sigue así”, congelado.

Al ser preguntado sobre si es posible que se reanuden las conversaciones respondió afirmativamente, aunque subrayó que “no hay nada en este momento”.

En marzo, al anunciar la suspensión del diálogo, el canciller Elías Jaua aludió a unas declaraciones de la secretaria de Estado adjunta de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, en las que ésta manifestaba que los comicios del 14 de abril debían seguir “los altos estándares democráticos del hemisferio”.

Las relaciones entre EE.UU. y Venezuela atraviesan uno de sus puntos más bajos desde que a finales de 2010 se quedaron sin embajadores en medio de acusaciones mutuas.

Venezuela retiró ese año el plácet al que iba a ser el jefe de la misión estadounidense en Caracas por unas declaraciones polémicas ante el Senado de su país, mientras que EE.UU. dejó sin visa al de Venezuela en la capital estadounidense.

Posteriormente hubo tensiones por las sanciones del Departamento del Tesoro de EE.UU. a la petrolera estatal venezolana PDVSA por sus relaciones con Irán y por la situación con el consulado de Venezuela en Miami, cerrado tras la decisión de Washington de expulsar a la responsable.

El 5 de marzo pasado antes de conocerse ese mismo día el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, Venezuela expulsó a dos integrantes de la Agregaduría Aérea de la legación estadounidense en Caracas a los que acusó de “proponer proyectos desestabilizadores” a militares.

Washington respondió seis días después con la expulsión de dos diplomáticos venezolanos.