Determinan que 56% de la fuerza laboral queda fuera de la Lottt

(Foto Archivo)

El Instituto Nacional de Estadística reconoce que hay una población económicamente activa de 13 millones 581 mil 50 personas en su último informe. La cifra desciende cuando se determina la población empleada que percibe salarios y remuneraciones por su trabajo. Froilán Barrios, coordinador del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, Salario y Sindicatos (Fadess) calcula seis millones de empleos formales que están en empresas constituidas. La relación demuestra que 44 por ciento tiene beneficios laborales y derechos económicos.

La balanza se inclina por la diferencia de siete millones 581 mil 50, representada en una actividad sin garantías, sin protección de los derechos consagrados en la  Ley Orgánica de Trabajadores, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT). Froilán destaca que más siete millones están en la economía informal, que se agrupan en el empleo informal.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) precisa la característica de ese sector por “falta de protección en casos como el no pago de salarios, obligación de hacer sobretiempo o turnos extraordinarios, despidos sin aviso ni compensación, condiciones de trabajo inseguras y ausencia de beneficios como las pensiones, el reposo por enfermedad o el seguro de salud”.

Con la reforma de la LOTTT se obliga al patrono, público o privado, a responder a deberes y derechos laborales. Para el 7 de mayo el cambio de la jornada laboral pone un reto a las empresas. Reducir de 44 horas a 40 las horas semanales y dos días de descanso. Mientras, el sector informal, que es la mayoría, mantiene su actividad sin mejoras, sin reconocer las modificaciones legales.

Para 1 de Mayo el aumento salarial dejará por fuera a los informales. El Gobierno anunció el adelanto de un decreto de ajuste de más de 35 por ciento al salario mínimo. 20 por ciento en cuatro meses. En septiembre 10 por ciento más y a noviembre entre cinco y 10 por ciento dependiendo del comportamiento de la inflación en precios de bienes y servicios.

Frente a estos compromisos, el Ejecutivo resalta la disminución de la tasa de desocupación de 7,6 por ciento del segundo mes de 2013. El INE señala “que este comportamiento del mercado de la fuerza de trabajo muestra que las modificaciones en la política de oferta de divisas y la nueva paridad cambiaria no influyeron en la capacidad de absorción de fuerza de trabajo de la economía venezolana”, sentencia Elías Eljuri, presidente del instituto.

Más información en La Verdad.