Director J.J Abrams: La ventaja en Star Wars es que aun podemos contar con George Lucas

El director habla de “Star Trek: En la oscuridad” y “Star Wars VII”.

“Son mundos completamente distintos. Honestamente, esa es la razón por la que pasé de Star Wars al principio. No me podía imaginar haciendo las dos a la vez.” Son palabras de J.J. Abrams, director de Star Trek: En la oscuridad (Star Trek Into Darkness) y el escogido para hacerse cargo de Star Wars: Episode VII, el nuevo chico de oro del Hollywood de la era del reboot. Abrams ha sido entrevistado por la revista Playboy, en la que se entrega largamente y a lo largo de cuatro páginas a hablar de Star Trek, del nuevo episodio de La guerra de las galaxias, de la serie Alias y su posible adaptación cinematográfica y de la probable secuela de Monstruoso.

Sobre Star Wars VII, el nuevo episodio de la gran saga interestelar de la historia del cine, Abrams cuenta cómo decidió aceptar finalmente el proyecto: “Estaba cerca de la luz al final del túnel con mi trabajo en Star Trek y sentía que necesitaba un poco de aire. Pero entonces Kathleen Kennedy [productora ejecutiva de LucasFilm] llamó de nuevo. La conozco desde hace años. Tuvimos una charla estupenda, y la idea de trabajar con ella en esto de repente pasó de ser algo que teóricamente era fácil de rechazar a ser real, tangible, una posibilidad intimidante. Al final, fue mi mujer, Katie, quien me dijo que si realmente me interesaba, debía considerarlo.”

¿Y cómo ha sido compatibilizar ambos proyectos, probablemente las mayores franquicias sci-fi del cine? “Son mundos muy distintos, no deberían ser estéticamente similares. No pueden. Pero insisto, no pienso primero la estética y encajo la película dentro de esa idea estética. Si me hubiera acercado a Star Trek bajo esa premisa, probablemente me hubiese sentido paralizado”, responde Abrams en las páginas de Playboy, en una entrevista en la que también se ha acordado de George Lucas: “La ventaja en Star Wars es que aun podemos contar con George Lucas y preguntarle cosas y tener feedback de ello.” Con Star Trek, explica, es muy distinto: “Fue más difícil porque no he sido un fan de Star Trek; no he sentida esa emoción, y tampoco he podido contar con Gene Roddenberry. Pero al final he podido comprender el mundo de Star Trek, y agradezco lo que han sentido y creído los fans sobre este universo y sobre la franquicia.”