El paludismo va en aumento en Venezuela

Las cifras van en aumento. El año pasado se registró un acumulado de 41 mil 495 casos de malaria en el país, unos mil 200 más que en 2011; según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud. Y es que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su Informe Mundial correspondiente a 2012, Venezuela junto con República Dominicana y Guyana, son los únicos países del mundo en los que aumentó el número de casos de paludismo durante la última década. laverdad.com / Yanreyli Piña Viloria

“En 20 años se duplicaron las infecciones por malaria en el país”, comentó al diario El Nacional, recientemente, José Félix Oletta, exministro de Sanidad e integrante de la Red de Sociedades Científicas y Médicas de Venezuela. En 1992 hubo poco más de 21 mil casos, la mitad de los que se registraron a finales del año pasado.

Entre el 80 y 90 por ciento de los casos del país se concentran en el estado Bolívar, explicó Oletta, por ser una región selvática, óptima para la proliferación del mosquito Anopheles, vector del parásito Plasmodium.

De la enfermedad

Aunque se puede tratar y prevenir, la malaria infecta a 243 millones de personas y mata a cerca de 863 mil cada año en todo el planeta, según la OMS. Esta es una enfermedad parasitaria que produce síntomas como fiebres altas, escalofríos, síntomas seudogripales y anemia. También se puede experimentar sudoración, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor muscular, anemia, heces sanguinolentas, ictericia (coloración amarillenta de la piel) y convulsiones.

Si no se trata, puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales. Un tratamiento rápido y eficaz con combinaciones de medicamentos basadas en la artemisinina, es fundamental para los que ya padecen el mal.

Sin presupuesto

Ausencia de medidas preventivas, falta de personal calificado en el área de malariología, incumplimiento de planes de trabajo en la promoción de la salud, ausencia de vehículos para la atención en zonas de densa vegetación y deficiencia en el surtido de medicamentos antimaláricos son algunas de las causas que impulsan el incremento del paludismo en el país.

La Red de Sociedades Científicas argumentó lo irreversible de esta tendencia. Del presupuesto del Min-Salud para este año, solo 2 % está destinado al control de enfermedades endémicas y epidémicas.

“Hay quienes no saben que esta enfermedad puede ser letal, porque no hay campañas informativas. Tampoco se divulgan las cifras de fallecidos; calculamos que por esta causa son entre 10 y 20 al año. Este es un deber ministerial”. Desde 2007, la OMS instituyó cada 25 de abril como el Día Mundial de la Lucha contra la Malaria, con el objetivo de difundir que esta es una enfermedad prevenible y curable.

Paludismo en cifras

* 160 millones de personas están expuestas a la enfermedad en América.

* 1,18 millones de contagios se confirmaron en 2000. La cifra bajó a 669 mil una década después.

* 50 casos nuevos por cada mil habitantes se registran en la región del Amazonas, que comparten Brasil, Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela.

* 219 millones de casos de malaria se registraron en el mundo en 2010.

* 660 mil personas murieron en 2010 a causa de la enfermedad, en su mayoría niños menores de cinco años.

Nuevo dispositivo

Un grupo de investigadores desarrolló un dispositivo similar a un móvil inteligente que podrá diagnosticar infecciones de malaria en solo 15 minutos. La Comisión Europea explicó, en un comunicado, que el proyecto emplea la última nanotecnología disponible para detectar no solamente infecciones de malaria con una pequeña muestra de sangre; sino también cualquier resistencia a medicamentos en solo 15 minutos.

Se llama Nanomal, y lo podrían a enviar a países en vías de desarrollo a partir de 2015 si las pruebas que se comenzarán a efectuar este año arrojan los resultados esperados. El proyecto está valorado en 5,2 millones de euros.

“La mitad de la población mundial está en riesgo de sufrir malaria y un diagnóstico rápido y certero es esencial para luchar contra la enfermedad; al igual que las vacunas, medicamentos y métodos para controlar su propagación”.