Los ricos sobrevuelan Sao Paulo ajenos a la pesadilla del tráfico (Video)

En esta megalópolis de 20 millones de habitantes, la ciudad más rica de Brasil, la exmodelo Cozete Gomes y decenas de otros multimillonarios viajan de un lado a otro en helicóptero para ahorrarse embotellamientos de vehículos que pueden superar los 200 km de largo.

(foto AFP)

Sao Paulo, la capital económica de América Latina, tiene unos 420 helicópteros registrados, la segunda mayor flota de helicópteros del mundo, solamente detrás de Nueva York, según la Asociación Brasileña de Pilotos de Helicópteros (ABRAPHE).

“Para mí, el helicóptero es una herramienta necesaria. Lo uso en mis actividades cotidianas, para mi negocio, mis reuniones. Facilita mucho mi vida”, explica a la AFP Gomes, una de las empresarias más exitosas de Brasil.

Con una fortuna de unos 125 millones de dólares, Gomes, de 41 años, integra un selecto grupo de “super ricos” paulistanos que son propietarios de sus helicópteros o que pueden darse el lujo de alquilarlos por 1.300 dólares la hora.

A comienzos de abril, Gomes alquiló un helicóptero privado de seis asientos para viajar a un hotel de lujo en Campos de Jordao, una zona montañosa a 50 minutos de vuelo de Sao Paulo, acompañada por un equipo de periodistas de la AFP.

En los controles estaba el piloto Guilherme Tomazzolo Juc, de 29 años, empleado de Helicidade, un helipuerto paulistano con 80 helicópteros que pertenecen a particulares o a compañías privadas.

Unos 500 vuelos diarios de helicóptero tienen lugar en Sao Paulo, que tiene 193 helipuertos.

Un negocio floreciente

“El negocio de los helicópteros en Brasil ha crecido un 20% en los años recientes”, dice Carolina Denardi, portavoz de ABRAPHE.

El país tiene una flota nacional de 1.909 helicópteros, incluidos 692 en el estado de Sao Paulo, con un promedio de más de 300 permisos de operación emitidos anualmente en los últimos tres años, según la Asociación.

Cada día, ajenos al tráfico de locos que confrontan de manera cotidiana la enorme mayoría de los habitantes de Sao Paulo, ricos empresarios y celebridades surcan los cielos de esta enorme ciudad, viajando entre sus condominios de lujo, sus reuniones de trabajo y sus casas en la playa o en el campo.

Según el informe Wealth Report 201, publicado por Wealth-X, una empresa de investigación en riqueza basada en Singapur, el año pasado Sao Paulo fue el hogar de 1.880 individuos con fortunas de 30 o más millones de dólares.

Se prevé que este número crecerá a 4.556 en 2022, un reflejo de la creciente prosperidad de este país riquísimo en materias primas.

Gomes, una exmodelo y reina de belleza que es dueña de ocho compañías de marketing promocional, organización de eventos y modelaje, dice que es una de las pocas mujeres brasileñas que amasó su propia fortuna.

Saltó a la fama nacional en enero, con su aparición televisiva en un reality show, “Mujeres ricas”, que detallaba el estilo de vida extravagante del creciente grupo de multimillonarios brasileños: viajes, coches de lujo, joyas, compras y mucho champán.

“Acordé participar en el programa para compartir mi éxito, la historia de mi vida con todo Brasil, para mostrar la experiencia positiva de una mujer que comenzó con nada y construyó su propio negocio”, dice Gomes al entrar a Campos de Jordao, resplandesciente en un elegante traje chaqueta blanco y blusa escarlata.

Esta pequeña ciudad de 50.000 personas situada entre las montañas, con paisajes espectaculares, es conocida como la Suiza brasileña por su arquitectura de estilo europeo, chalets y restaurantes suizo-alemanes.

Una inspiración para otras

“Hay pocas mujeres multimillonarias. Pero somos fuertes, independientes y determinadas. Espero que mi éxito inspire a muchas más mujeres a seguir mis pasos”, dice Gomes mientras bebe champán a pequeños tragos en la posada de lujo La Villette, que tiene su propio helipuerto.

Gomes asegura que su riqueza le ha traído independencia, le ha permitido disfrutar de los placeres de la vida y satisfacer su pasión por los zapatos de lujo.

“Tengo mas de 600 pares ahora”, confiesa con una risita. “Cada día uso dos o tres pares, para diferentes ocasiones”.

Gomes, que es de origen portugués e italiano, viaja frecuentemente a Italia, donde tiene parientes en Nápoles.

La exmodelo dice que no está preocupada con su seguridad personal y se siente segura en su 4×4 Range Rover a prueba de balas, con su chofer-guardaespaldas.

Amanda Gabriele, la portavoz de Gomes, de 25 años, cuenta que el éxito de su jefa inevitablemente genera celos y envidia, particularmente de otras mujeres.

Pero “hay muchas otras brasileñas que son mucho más ricas que yo”, dice Gomes.

El informe Wealth-X identificó a 50 brasileños con activos superiores a 1.000 millones de dólares.

Según la revista Forbes, el brasileño más rico es el magnate de la cerveza Jorge Paulo Lemann, de 73 años, uno de los dueños de Ambev y de AB InBev, con activos por 17.800 millones de dólares, seguido por el banquero Joseph Safra, de 74 años, con 15.900 millones.

La brasileña más rica es Maria Helena de Moraes, de 83 años, con una fortuna de 6.200 millones de dólares vinculada a su 25% de participación en el grupo familiar Votorantim, uno de los mayores conglomerados industriales con operaciones en cemento, finanzas, energía, acero y pulpa de papel, entre otros, según Forbes. AFP

Video AFP