Asesinaron a un joven para robarle la moto

La delincuencia vuelve a cobrar otra víctima en la zona Panamericana. Un joven de 19 años fue asesinado de un disparo, al parecer para ser despojado de su motocicleta. Aunque su cuerpo fue hallado la mañana de ayer por su progenitor, se presume que el joven fue asesinado la noche del domingo. diariodelosandes.com / Rodney Añez

(foto diariodelosandes.com)

El joven en vida respondía al nombre de Eudis Enrique Milanez, bachiller, sin oficio definido, quien tenía su residencia en la carretera Panamericana, sector Capiú, jurisdicción del municipio Tulio Febres Cordero.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el cadáver fue encontrado ayer, a las 7:30 de la mañana, tendido en el callejón de su residencia. Presentaba un impacto de bala.

De acuerdo con la información que aportó el comisario Gustavo Hernández, jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Subdelegación Caja Seca, fue el padre del joven quien lo encontró cuando salió de su vivienda el día de ayer.

Se quedó solo

El padre de la víctima, Eudis Milanez, de 41 años, explicó que la noche del domingo toda la familia a excepción de su hijo, habían salido a una fiesta y retornaron a la vivienda a altas horas de la madrugada, por lo que no se dieron cuenta de lo ocurrido. Fuer ayer, a las 7:30, cuando consiguió el cuerpo de su hijo en el callejón, dando parte de inmediato al cuerpo detectivesco.

Indicó el comisario Hernández que la víctima recibió un disparo en la zona intercostal derecha con salida en la zona pectoral izquierda. Presumen las autoridades que Milanez fue asesinado para robarle su motocicleta, una Bera 150 CC, color negro.

De manera extraoficial se pudo conocer que moradores del lugar escucharon varios impactos de bala alrededor de las 9:00 de la noche del domingo, por lo que se presume que haya sido a esa hora cuando los delincuentes segaron su vida.

Delincuencia galopante

Vale mencionar que este es el segundo muerto que se registra en la zona Panamericana en menos 72 horas. El primer hecho ocurrió en Tucaní la noche del viernes, cuando un comerciante de esa localidad fue asesinado cuando esperaba a su esposa frente a la panadería de la cual era dueño.

Sin enemigos

Eudis Enrique Milanez era el mayor de dos hermanos y su padre manifestó, con lágrimas en los ojos, que espera se haga justicia en el caso del asesinato de su hijo. Afirmó que este no tenía enemigos y se encontraba en espera de un trabajo en alguna de las empresas de la localidad.