Desabastecimiento de medicamentos podría superar el de alimentos

FOTO EFE

Las dos resoluciones que derogó recientemente el gobierno nacional referidas a la venta de medicamentos mediante récipes con ciertos requerimientos, como por ejemplo estar hechos en base al principio activo y no por la marca comercial, eran una cortina de humo que intentó ocultar la verdadera crisis que la industria farmacéutica atraviesa en el país.

La advertencia la hizo Dario Conde Alcalá, directivo de FEFARVEN, quien enumeró algunos factores negativos en el sector, tales como el desabastecimiento, la regulación del precio de los medicamentos, la falta de dotación por parte del propio Ministerio del Poder Popular para la Salud a los centros hospitalarios públicos y la política del medicamento genérico.

Resaltó que el retardo en la entrega de divisas a los laboratorios podría desatar un desabastecimiento de medicinas sin precedentes en el país, lo cual según Conde Alcalá comenzó a ser atendido por el gobierno nacional, sin embargo la reactivación de la producción podría tardar hasta más de un año y acotó que la deuda que la Industria Farmacéutica Venezolana tiene con las trasnacionales proveedoras de la materia prima está por el orden de los 2 mil 100 millones de dolares.

“Otro factor que genera crisis en este sector es la fuga de medicamentos desde Venezuela hacia Colombia, debido a que los precios de los mismos en el vecino país son muy altos comparados con los nuestros”, puntualizó el directivo de FEFARVEN, quien aspira que los primeros pasos dados por el ejecutivo nacional para estimular a los productores venezolanos no se queden en un simple intento.

Otra denuncia hecha por Conde Alcalá es la entrada de un lote de medicinas traídas desde Cuba, las cuales forman parte de una triangulación en la que se involucran países como Irán Paquistán y la India, quienes son los verdaderos fabricantes y en la isla caribeña solo se encargan de envasarlos y traerlos a Venezuela a través de una fundación (Funda Cuba), burlando los controles sanitarios de Instituto Nacional de Higiene, lo que a juicio del farmacéutico representa una amenaza a la salud pública de los venezolanos. Prensa Federación Farmacéutica de Venezuela / El Impulso