Omar Barboza: Hay una guerra para desabastecer al país de los productos básicos

El Presidente de Un Nuevo Tiempo, el diputado Omar Barboza, recordó las palabras dichas por Nicolás Maduro el martes pasado, cuando señaló que  había “una guerra para desabastecer al país de los productos necesarios, lanzar una inflación incontrolable e impedir el crédito internacional para Venezuela”. A lo que Barboza respondió que, en caso de que esto fuera cierto, “los responsables de esa guerra están en el gobierno nacional desde hace 14 años y continúan en el gobierno de Maduro”.

 

Porque para el Presidente de la tolda azul los venezolanos estamos sufriendo “las consecuencias de una política económica contraria al interés nacional”, dirigida desde el Ejecutivo con asesoría del gobierno cubano.

 

El diputado zuliano señala que es significativo que este fracaso económico se produzca en medio de la más gigantesca bonanza petrolera de la historia venezolana, contando el gobierno además con el control político y apoyo de todos los poderes públicos.

 

Se muestra preocupado al agregar que nos encontramos frente al riesgo de que la crisis se agrave, “por tratar de copiar modelos viejos fracasados”, ya que “si la ceguera ideológica sigue impidiendo apreciar de manera objetiva la realidad económica, vamos a empeorar”. Omar Barboza sostiene que desde el gobierno “van a tratar de conseguir responsables y conspiradores donde no los hay, porque están en Miraflores”. Alerta que “o se rectifica o solo un cambio político puede darle solución a esta crisis económica, de graves consecuencias sociales”.

cio

Las expresiones concretas del fracaso del modelo económico son señaladas, “irrespetar el derecho de propiedad, confiscar empresas productivas en muchas oportunidades como forma de persecución política, perseguir a servidores públicos capacitados por pensar distinto”, incluso se “le ha declarado la guerra a la producción nacional” empleando los ingresos petroleros de todos los venezolanos para apoyar la producción extranjera y quebrar a los productores nacionales, “lo que afecta al empleo, nuestros productores de bienes y servicios trabajando con costos de dólar libre, no pueden competir con productores extranjeros que reciben nuestros dólares preferenciales”, lo que destruye la producción nacional y sus empleos.

 

Pero para Omar Barboza existe una alternativa frente al país, “la democracia social moderna ha comprendido desde hace tiempo que para distribuir los ingresos en función de la justicia social debemos producir eficientemente, porque distribuir lo que no se produce nos conduce a más pobreza y a la destrucción de la producción nacional”. Al contrario, el modelo fracasado “burocratiza el proceso productivo sin que importe la rentabilidad económica, en función de una supuesta rentabilidad social que sirve de excusa para la corrupción con impunidad para los militantes del partido de gobierno, que en su mayoría son malos gerentes pero incondicionales al proceso”.

 

Reflexiona asimismo el diputado Barboza sobre lo que le depara el futuro a Venezuela, “cuando se conozca la verdad de la gestión pública de los últimos 14 años, especialmente en materia económica, se llegará a la conclusión de que el despilfarro y la corrupción de nuestros inmensos recursos nos condujeron a perder una oportunidad sin precedentes para impulsar el desarrollo moderno de nuestro país, cuando hemos malbaratado nuestros barriles de petróleo a 100 dólares, con ingresos anuales por este concepto superiores a 700.000 millones de dólares”.

 

El inmenso endeudamiento en medio de la bonanza petrolera es otra expresión del fracaso del modelo promovido por el chavismo, y seguido por el madurismo, “la deuda total venezolana, incluyendo la interna y la externa, para 1999 era de 31.488 millones de dólares, para finales del año 2012 llegó a 216.053 millones de dólares”.

 

La intención de independizar la economía venezolana del ingreso petrolero, diversificando e incrementando la producción nacional ha sido una promesa reiterada en nuestra política, en éste aspecto el fracaso de estos catorce años es estrepitoso, según Omar Barboza, “cuando llegó este modelo al poder los ingresos petroleros representaban el 69% de los ingresos externos, hoy representan el 96%. Nuestra dependencia del exterior ha crecido tanto que mientras en el año 2003 las importaciones llegaron a 13.000 millones de dólares, durante el año 2012 las importaciones llegaron a la escandalosa cifra de 59.000 millones de dólares. Esa dependencia es agravada por la corrupción presente en la distribución de dólares para supuestas importaciones, denunciada incluso por el Ministro Giordani pero no investigada como siempre que están de por medio incondicionales al gobierno”.

 

Un país endeudado, empobrecido y dependiente parece ser el legado de éste fracaso económico, agrega el diputado zuliano que “han raspado tanto la olla que para este año 2013 está previsto un endeudamiento interno a través de bonos por 74,3 millardos de bolívares, de los cuales para mayo se han colocado 49 millardos, es decir 65% del total, a pesar de que la devaluación le generó al gobierno 84 millardos adicionales”.

 

“La situación es tan grave” agrega Barboza, “que en los últimos 6 meses el BCV, para financiar el déficit del gobierno fabricó nuevos billetes por 97.000 millones de bolívares, incrementando la masa monetaria cuando la oferta de bienes nacionales baja, lo cual es otro ejemplo de que los responsables de la inflación están en Miraflores”. Esto se realiza en un momento en el cual “las reservas líquidas del BCV están por debajo de 3.000 millones de dólares”.

 

Finalmente el Presidente de Un Nuevo Tiempo concluye señalando que “solo una rectificación a fondo de esta política económica antinacional puede detener la marcha hacia el abismo económico a la cual nos conduce el modelo en el poder”, y este cambio “debería comenzar por un apoyo contundente, con reglas claras y estables, a la producción nacional de bienes y servicios”.