Ruby empieza a declarar en juicio contra allegados de Berlusconi

La marroquí Karima el Mahrug, conocida como “Ruby rompecorazones”, que habría tenido relaciones sexuales con Silvio Berlusconi siendo menor, empezó a declarar este viernes como testigo ante el tribunal de Milán (norte de Italia) que juzga a tres personas acusadas de haber montado una red de prostitución para el ex jefe de gobierno.

(foto AFP)

Ruby es testigo clave de dos demandas contra Berlusconi, acusado de haberle pagado servicios sexuales cuando la joven tenía 17 años y de haber presionado a la fiscalía de Milán para liberarla cuando fue detenida en 2010 por un hurto.

La muchacha llegó al tribunal junto a su compañero Luca Risso y sus dos abogadas.

En sus primeras declaraciones repasó las circunstancias de su arribo desde Sicilia a Milán en octubre de 2009, y su “sueño de entrar en el mundo del espectáculo”, así como sus primeros contactos con Lele Mora, agente de jóvenes actrices y amigo de Berlusconi, a quien la joven asegura haber dicho tener 19 años, aunque en realidad era menor.

Según ella, Mora la contactó un día y la invitó a una velada en Arcore, la suntuosa residencia privada del “Cavaliere”, ubicada en las afueras de Milán.

“Cuando llegué, no lo podía creer”, dijo Ruby acerca de su primera velada en la residencia de Berlusconi, en febrero de 2010.

La joven afirma haberse presentado como “miembro de la familia” del presidente egipcio Mubarak y haber contado que fue maltratada por un tío “porque quería convertirse al catolicismo”.

Al “irme por la noche”, tras una cena “en la que se cantó y se conversó”, dijo haber recibido “de manos de Silvio Berlusconi un sobre con entre 2.000 y 3.000 euros, para ayudarla”.

Hubo, según ella, otras “cinco, seis o siete” veladas, tras las cuales recibía “sobres con 2.000 euros en billetes de 500 euros”.

La joven describió las cenas en Arcore, que, según ella, se prolongaban en un sótano en donde las “chicas presentes bailaban sensualmente en una barra”. Sin embargo, Ruby dijo que “nunca vio ningún contacto físico” entre las jóvenes y Silvio Berlusconi.

Además, Ruby afirmó haber dormido en algunas ocasiones en esta residencia, pero “en una habitación sola”. AFP