El Papa bendijo a unos patoteros (Foto)

Cientos de motociclistas dejaron de armar líos el domingo para recibir una bendición del papa Francisco. Vestidos con botas negras, chaquetas y chalecos, los conductores tatuados de motocicletas Harley-Davidson destacaban entre las monjas, sacerdotes, escolares y turistas de pantalones cortos en una misa al aire libre en la Plaza de San Pedro.

Como parte de una celebración de tres días por los 110 años de la compañía estadounidense que produce las enormes motocicletas conocidas como “hog”, los conductores estacionaron sus llamativos vehículos en la amplia avenida que lleva al Vaticano y sus motores aún resonaban cuando la misa comenzó.

No estaba claro si el sermón del Santo Padre sobre celebrar la vida pudo ser motivado por los aficionados de las motocicletas Harley.

El Papa advirtió de que “el poder y el placer”, entre otras cosas, llevan a que Dios sea “reemplazado con ídolos humanos efímeros que ofrecen la intoxicación de un destello de libertad, pero al final traen nuevas formas de esclavitud y muerte”.

El miércoles, representantes de la compañía de motocicletas, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, se reunieron con el Sumo Pontífice y le dieron dos motocicletas Harley-Davidson y una chaqueta de cuero.

Un desfile de 40 kilómetros de Harley-Davidson desde la ciudad portuaria de Ostia a través del centro de Roma llevó el sábado a algunos residentes a quejarse por el tráfico y el ruido. Diez motocicletas estuvieron involucradas en un grave accidente en una circunvalación de la capital.

La asociación de consumidores Codacons dijo que presentaría una queja contra los organizadores del evento y criticó al papa Francisco por darle publicidad gratuita a la compañía.

“Como fue un evento de marketing, el pontífice habría hecho bien al evitar dar publicidad gratuita a una reconocida marca, especialmente considerando el daño hecho a la ciudad y a sus habitantes”, dijo Codacons en un comunicado.