Pampatar y El Valle esperan con “ansias” activación de temporada

Nueva Esparta centra su activación económica en las temporadas altas, pero la que más ingresos y beneficios deja a la región es la que está a punto de iniciar en un mes y que dura hasta septiembre. elsoldemargarita.com.ve / Jennifer Hrastoviak

(foto elsoldemargarita.com.ve)

Los meses de mayo y junio son catalogados por la mayoría de los comercios como de “bajo movimiento”, por lo que se dedican a reponer inventarios, buscar mejores ofertas y replantear su estructura para ofrecerles alternativas a los turistas.

En El Valle, a los tradicionales vendedores de joyería e imágenes de la Virgen del Valle les preocupa la situación, pues aun cuando en junio no se espera un movimiento constante en ventas, este año ha estado “estancado” y “mucho peor” comparándolo con 2012.

“A uno lo salva el turista. Queremos que se active la temporada en julio y especialmente el día de la Virgen del Valle, porque ha estado terrible este mes”, apuntó Idaís Millán, quien tiene 37 años en uno de los puestos colocados en los alrededores de la Basílica.

De la misma forma opina Ofelia Duarte, quien tiene siete años en uno de los puestos. Indicó que es necesario que se active la temporada, ya que desde abril “no hay vida”.

“Los domingos es cuando se ve un poco el movimiento, pero esto en comparación al año pasado es nada. Ojalá se active en julio, es lo que esperamos todos”, señaló.

El joven Luis Hernández, con un poco menos de tiempo que Millán y Duarte, expresó que desea que comience pronto la movilización de turistas hacia la Basílica, pues se necesita la activación del sector.

Quienes venden las flores que los feligreses colocan como ofrenda a los pies de la Patrona de Oriente auguran una buena temporada. Tal es el caso de Reinaldo Sánchez, quien tiene 20 años en el mismo punto adyacente al templo y destaca que las pocas ventas en junio es lo normal y se debe esperar al 20 de julio, que es cuando se comienza a visualizar mayor presencia de turistas.

En la playa de Pampatar los restaurantes también se preparan para la temporada. En el restaurante “Aquí me quedo” consideran hacer cambio de carta con nuevos platos para sorprender el paladar de quienes visiten el balneario, apuntó Johanna Leal.

“A nivel interno estamos estructurando el establecimiento. Tener el personal completo tanto fijo como el refuerzo, y además planteamos hacer platos más atractivos para los turistas”, indicó Johanna Leal, encargada del restaurante “Aquí me quedo”.