“Por cada fallecido de la gripe H1N1 hay nueve mil 900 infectados”

Así lo denunció William Barrientos, diputado a la Asamblea Nacional, quien rechazó que las autoridades sanitarias no hayan aceptado que se trata de una epidemia, y no de un brote como aseguran. “No se ha decretado la alerta porque en ese caso, el Gobierno tendría que reconocer que no se establecieron los cercos epidemiológicos de forma adecuada”.

El parlamentario desmintió a Isabel Iturria, ministra de Salud, quien recientemente aseguró que se habían vacunado a tres millones de personas en todo el país. “Las campañas de inmunización desde 2010 a 2012 no se cumplieron en su totalidad. Solo 18 % de la población infantil se vacunó en 2011, y 16 % en 2012”.

A su juicio, la salud no puede politizarse. Deploró la actuación de la bancada opositora dentro del parlamento, que se negó a discutir el tema. Para este martes anunció una reunión con Iturria.

Salud en terapia intensiva

Leonardo Fernández, de la juventud de Un Nuevo Tiempo, ofreció cifras “preocupantes” del sistema de salud venezolanos. El 40 % de las metas que se impuso el Ministerio de Salud para el año pasado no se cumplieron, lo que incluye 188 obras de reacondicionamiento y reconstrucción de hospitales.

El 30 % de los pacientes no pueden recibir atención en los centros de salud por la falta de insumos; de 30 camas que debe haber por cada 10 mil habitantes, en el país solo se llega a 10; el Gobierno además quedó en mora con la construcción de los 11 hospitales que prometió para el año pasado.

“Nos alarma que unos 2.300 médicos han emigrado a otros países por las malas condiciones del sistema en el país. La salud está en terapia intensiva”.

Rechazó además que a Venezuela regresaron enfermedades que estaban erradicadas desde hace varios años. Los casos de dengue, por ejemplo, agrupan el 70 por ciento del total registrado en América Latina; de malaria, erradicada en el siglo 19, hubo 23 mil casos el año pasado, 39 % más que en 2011; y de la tuberculosis, en los cinco primeros meses de este año hubo mil 300 casos, 27 % más que en 2012.