Autoridades inspeccionan venta de carne en mercados municipales

El ministro para Agricultura y Tierras, Yván Gil; el presidente del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, y el superintendente de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (Sada), Luis Moreno, encabezaron este miércoles una inspección al mercado de Catia, en la zona oeste de Caracas, para verificar la distribución y venta al precio regulado de la carne. AVN

Archivo

Gil explicó que la idea es evidenciar la comercialización del producto, como parte del plan de arrime de 1.800 reses semanales a los mercados municipales que desarrolla el Ejecutivo, en conjunto con los privados agremiados en la Asociación Nacional de Frigoríficos (Asofrigo).

Destacó que 2012 cerró con más de 550 toneladas de carne producidas en el país, casi 65% del consumo nacional.

Por su parte, Samán destacó que en el relanzamiento del Indepabis, que se hará efectivo este jueves, los mercados populares y los centros comerciales tendrán prioridad en materia de inspecciones, y adelantó que anunciarán medidas que incluyen la incorporación de los movimientos sociales y los estratos medios de la población en la lucha contra la especulación, el acaparamiento y la corrupción.

“Vemos el tema de la carne como un frente especial, al que le haremos seguimiento”, indicó en transmisión de Venezolana de Televisión.

Apuntó que los comerciantes de la carne requieren vigilancia permanente, para evitar la práctica, denunciada por la gente, de presentar un precio y al final vender el producto en uno superior.

“Con la contraloría social, una institución fuerte, intocable, con fiscales intocables, podemos hacer que esta carne que se ha logrado comprar con esfuerzo del Ejecutivo pueda llegar al pueblo al precio regulado”, expresó Samán.

Hortalizas y otros rubros

Gil subrayó que el Gobierno revisa también el suministro de pollo, huevos, frutas, hortalizas y demás productos alimenticios, como parte de la lucha contra el desabastecimiento y la especulación promovidos por sectores de la derecha.

Destacó que con el inicio de las lluvias, que afectó la producción de hortalizas, han impulsado un programa en los mercados municipales para abaratar sus costos. El Estado desarrolla planes por rubros para contener el fenómeno de la inflación.

De igual manera, recordó el ascenso del consumo que ha experimentado la población, gracias a las políticas revolucionarias. De los tres kilos de carne per cápita al año que se consumían en el país en 1998, se pasó a más de 11 kilos.

El pollo subió a 44 kilos per cápita y la carne a 25, lo que hace que el venezolano ronde los 80 kilos por persona al año de proteína animal, por encima de los 75 recomendados por los estándares internacionales.

“Estamos comprometidos a seguir aumentando la producción nacional para ir avanzando en los índices de soberanía”, puntualizó.

Asimismo, rechazó las declaraciones de voceros de la derecha venezolana, que intentan desprestigiar el reconocimiento que otorgó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) a Venezuela y al esfuerzo del comandante Hugo Chávez, en conjunto con los productores nacionales, para avanzar en la lucha contra el hambre.

Gracias a las políticas de la Revolución, los venezolanos consumen un promedio de 3.300 kilocalorías al día.