Ban Ki-moon pide a China un mayor papel mediador en la política internacional

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, fue recibido hoy en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín por el presidente chino, Xi Jinping, con quien trató los actuales conflictos en Siria y Corea del Norte y pidió al gigante asiático un mayor papel en la diplomacia internacional.

(foto archivo)

Ban se reunió por primera vez con el presidente chino desde el nombramiento de este último el pasado mes de marzo, y mañana celebrará encuentros con el primer ministro Li Keqiang y el titular de Asuntos Exteriores Wang Yi, en una gira en la que busca conocer de primera mano a los nuevos líderes del gigante asiático.

El secretario general también felicitó al régimen comunista por el reciente lanzamiento de su quinta misión espacial tripulada, el “Shenzhou X”, y expresó su deseo de que el país asiático pueda cumplir sus objetivos de desarrollo, lo que el presidente Xi suele definir en sus discursos como “el sueño de China”.

Xi, citado por la televisión estatal CCTV, subrayó el importante papel que las Naciones Unidas cumplen en el mundo como promotoras de la paz y el desarrollo, y subrayó que China desea que la organización “continúe trabajando por un mundo más justo e igualitario”.

El presidente chino destacó al diplomático surcoreano que los grandes objetivos de China son alcanzar una sociedad modestamente acomodada para 2021 (año en el que el Partido Comunista del país asiático celebra su centenario) y ser una nación próspera en 2049, cuando la República Popular cumpla cien años.

“China necesita a las Naciones Unidas, y la ONU nos necesita”, concluyó el presidente del país asiático, uno de los cinco miembros permanentes en el Consejo de Seguridad de esa organización, junto a EEUU, Rusia, Francia y Reino Unido.

En los tres meses en el poder, el presidente chino ha mantenido encuentros con tres de los líderes de este consejo (el estadounidense Barack Obama, el francés François Hollande y el ruso Vladímir Putin).

El viaje de Ban coincide con un diálogo estratégico en Pekín entre China y Corea del Norte, poco después de que Pyongyang hiciera una oferta de conversaciones bilaterales con Washington.

También se celebra estos días en la capital china una conferencia internacional para el diálogo palestino-israelí, auspiciada por las Naciones Unidas, en otro esfuerzo del gigante asiático por mostrar mayor implicación en la resolución de conflictos internacionales, tras pasadas décadas de aislamiento.

En la jornada de hoy el secretario general de Naciones Unidas también visitó un centro de entrenamiento de cascos azules chinos, donde destacó la creciente intervención del país asiático en las fuerzas de paz internacionales.

“China aporta más efectivos de misiones de paz a las Naciones Unidas que los otros cuatro miembros permanentes (del Consejo de Seguridad) juntos. Aplaudo su solidaridad”, afirmó Ban, quien recordó que 14 soldados de este país han perdido la vida en esas misiones.

Ban agradeció especialmente el reciente compromiso de China para participar en la misión de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA), liderada por Francia.

Además, recordó que la ONU está estrenándose en el uso de drones (vehículos aéreos no tripulados, aunque aclaró que tampoco armados) en su misión en la República Democrática del Congo, con el fin de apoyar a los cascos azules con información de primera mano y en tiempo real sobre combates en áreas remotas.

“Las fuerzas de paz de las Naciones Unidas afrontan nuevos mandatos y retos que requieren el uso de la fuerza, pero ésta, sola, no puede resolver los complejos desafíos a la paz y la seguridad”, señaló Ban durante su visita al centro de entrenamiento pequinés. EFE