¿Candy Crush a la bolsa de valores?

Después de Farmville muchos pesaban que los juegos de Facebook eran cosa del pasado, pero ¡no! Hoy la nueva sensación de la red social de Mark Zuckerberg se llama Candy Crush.

Un juego que ha crecido de manera exponencial, pues cuando uno decide aceptar una de las invitaciones para jugarlo, se dice estás firmando tu “sentencia de muerte”.

¿Por qué? El juego es adictivo a pesar de ser algo muy “sencillo”. Sólo tienes que hacer combinaciones con los diferentes dulces, pero el juego tiene algo que hace que no te puedas despegar de él, y que busques cualquier momento para jugar una y otra vez…

En caso de que se te acaben las vidas, es momento de mandar una y otra invitación para que tus amigos te envíen una vida extra.

Como suele pasar en estos juegos, después de determinado nivel las cosas se complican y puedes pasar semanas tratando de pasar uno solo, invirtiendo horas y horas de tu tiempo. Tal vez te has dado cuenta de que tu producción en el trabajo o escuela ha bajado desde que iniciaste en Candy Crush, y es que aprovechas cualquier momento para jugar este adictivo juego.

Ha sido tal su popularidad que ahora Candy Crush podría entrar a la Bolsa de Valores. De acuerdo a lo publicado conecti.ca, después del éxito obtenido y después de dejar adictos a millones de usuarios a nivel mundial y de diversas edades, los desarrolladores de Candy Crush, King, están pensando en entrar a la Bolsa, esto de acuerdo con lo dicho por Wall Street Journal.

Este medio informa que fuentes cercanas a King, indican que han empezado a buscar algunos Bancos para comenzar una planeación de la IPO, lo que significa que quieren pensar en el precio por acción con el que van a cotizar en la Bolsa de Valores.

Sin duda, es una buena noticia, pero el historial de IPO de compañías sociales no es muy bueno, tan sólo recordar el caso de Zynga y Facebook, siendo ésta última la única que ha logrado, más o menos, mantenerse.

Candy Crush es un juego multiplataforma en iOS, Android y web, el cual no necesita presentación.

De10.mx