Cosas que jamás tienes que decir después del sexo

Estar en la intimidad con alguien es algo muy placentero, inolvidable y especial, que puede durar horas o segundos, eso sí todo depende de ti, pues luego resulta que unas cuantas palabras pueden arruinar ese gran momento.

Así que checa las 10 cosa que jamás debes de decir después del sexo.

1.- ¿En qué piensas?

Una pregunta que desafortunadamente las mujeres solemos hacer. El momento tan rico al terminar el coito, en el que solamente disfrutas de las sensaciones que acabas de experimentar. Silencio, paz, relajación, tu mente en blanco, y cuando todo parecía estar de maravilla, escuchas la dulce voz de tu amada(o) diciendo “EN QUE PIEN-SAS?”. No arruinen esos momentos!, en realidad casi nunca piensas en nada, es sólo paz y tranquilidad. Eviten esta pregunta, y lo digo también para los hombres. Calladitos se ven más bonitos.

2. ¡Apúrate! en este lugar cobran por horas!

En el típico caso de ir a un nido de amor llamado “Motel” donde en algunos casos (casi en todos) cobran por hora, y sería muy incómodo que tu pareja te presione para hacer el amor, porque la cuenta saldrá muy elevada.

3.- ¡Quiero tener un bebe contigo!

¡Nooooooooo! Sin duda una de las más incomodas, ya que por el momento quieres disfrutar lo que estás haciendo (que es rico), y te salen con la sorpresa de que quieren tener un hijo y Tuyooo, muy mal chicas muy mal.

4. ¿Esta es tu primera vez, verdad? … ¿HOY?…¡sí!

Que incomodo sería preguntar a tu pareja, si es la primera vez que tiene relaciones sexuales y su respuesta sea, ¿Hoy?.. Sí.

5.- ¡Una duchita!

“No te vendría mal una ducha”. Si alguien te dice esto “después de”, nos parece de un mal gusto abismante. O sea por último si le encuentras mal olor a la otra persona, uno debería ser lo suficientemente inteligente como para incitar una ducha en conjunto.

6.- ¿Es por eso que te llaman FLASH?

En el caso de las mujeres, suele surgir esta mágica y lastimosa pregunta.

7.- Te apuesto que nadie te ha tocado así…

Valor. Esto va tanto para hombres como para mujeres. Imagínense que acaban de tener sexo y la persona con que la intimaste se vanagloria solito sin que nadie le pregunte ni lo anime de sus atributos como amante. “Te apuesto que nadie te ha tocado así” o “seguramente nunca te has sentido así” etcétera. En ese caso y lo decimos bien en serio, es mejor guardar silencio y hasta quizás quedarse dormido sin decir palabra alguna.

8.- ¿Cómo estuve?

Esta va dirigida en especial para los hombres. Nada más ordinario que después de una jornada de sexo te pregunten “¿y? ¿Qué tal, cómo estuve?”. Nosotras podríamos contra preguntar ¿y qué esperan que digamos? Porque si el desempeño fue malo, sabemos muy bien que al decírselo probablemente ese hombre quedará afectado por el resto de su vida. Así es que en ese caso, no queda nada más que mentir y con una gran sonrisa decir “sí, estuvo genial”. Pero no es la idea.