Ferrominera aún sin recursos para saldar deudas laborales

Los seis despedidos de Ferrominera Orinoco que vivieron durante 213 días en el portón de la fábrica buscan justicia tras la última huelga que puso en jaque la producción de acero en el país, publica Correo del Caroní.

Clavel A. Rangel Jiménez
[email protected]

Los seis trabajadores despedidos de Ferrominera Orinoco en julio de 2011, a pocos días del homicidio del trabajador Renny Rojas en el portón de la fábrica, presentan nuevamente su caso pero, esta vez, ante las nuevas autoridades de la estatal y de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Sumario del caso

? Los seis despedidos permanecieron durante 213 días en el portón de Ferrominera Orinoco en exigencia de reenganche y pago de salarios caídos. La protesta llamó la atención y la solidaridad de dirigentes sindicales de todo el país que, semanalmente, visitaban a los ferromineros en lo que denominaron “la carpa de la dignidad”.

? La manifestación la levantaron el 13 de diciembre de 2012 luego de que el ahora ex presidente de Ferrominera, Radwan Sabbagh, prometiera intervenir y activar las fichas de los trabajadores.

Seis meses después la situación de los ferromineros permanece igual.

? Pese a que la empresa los acusó de haber propiciado la violencia en el portón el 9 de junio de 2011 y de haber “coadyuvado” a los “disturbios”, nunca fueron imputados ni responsabilizados de la muerte de Rojas por el Ministerio Público.

? El único detenido por la muerte del trabajador en el portón es Rodney Álvarez quien para Rubén González es inocente. En aquellos días de junio permaneció a su vez detenido el dirigente del PSUV y Sintraferrominera, Héctor Maicán, pero a los pocos días salió libre con una cautelar.

Con más de 20 años de servicio en la procesadora de mineral de hierro, el grupo fue despedido por “conducta inmoral” y su supuesta participación en los hechos de violencia que se produjeron el 9 de junio de 2011 cuando se pretendía elegir la comisión electoral para los comicios de Sintraferrominera.

Dos años después de esa medida, el secretario general del sindicato, Rubén González, espera que en la mesa de “alto nivel” -instalada el viernes luego del cese de la huelga- haya justicia para los ferromineros.

En esta segunda reunión, cada trabajador presentó su testimonio, pruebas y los videos recabados de los ferromineros donde -aseguran- demuestran la inocencia de quienes estuvieron ese día en el portón de la fábrica.

Diálogo próspero
El secretario general señaló que la reunión, realizada en la sala de recursos humanos de Ferrominera, se extendió hasta la 1:00 de la tarde. Participó el presidente de la estatal, Iván Hernández y militares de la CVG.

Además de la situación de los despedidos, se trató el pago los salarios caídos por la huelga que devino en la detención de Radwan Sabbagh quien, durante seis años, estuvo al frente de la conducción de la procesadora de mineral de hierro.

La empresa, informó González, informó que para el próximo corte repondrá lo descontado a los trabajadores participantes de la huelga y que en lo sucesivo darán respuesta a los reclamos.

Aunque aún no hay fecha de pago de las principales exigencias que motivaron la paralización por 11 días de los despachos de mineral de hierro, la empresa les ratificó este martes -según el secretario general- que se están haciendo todas las gestiones para cancelar los 15 mil bolívares adeudados de la compensación por el retraso en la discusión del contrato colectivo.

El Ejecutivo no ha podido cancelar estos pasivos al personal, según el presidente Nicolás Maduro, porque se hizo un desvío de fondos y, entre otras razones, porque se “jugaba” con el mineral de hierro en el mercado internacional.

Esas son las razones que el Ejecutivo ha esgrimido para encarcelar al ex presidente de Ferrominera, Radwan Sabbagh.