Henrique Capriles mantiene críticas sobre el premio otorgado a Venezuela de la FAO

Foto: Archivo

“Más allá de recibir premios, al gobierno le debería dar pena los números que muestran los reportes mensuales de la FAO, en los que los indicadores de inflación de Venezuela son la vergüenza del continente americano”, así lo aseguró el líder opositor Henrique Capriles, al detallar el más reciente informe mensual de precios de la comida en América Latina y el Caribe, de la oficina regional del órgano de Naciones Unidas para el tema alimentario.

Según este recuento, el país se encuentra en el último lugar entre los países latinoamericanos en casi todos los indicadores medidos, como en el de inflación en alimentos, cuya medición en abril de 2013 ascendió a 6,4 por ciento, la más alta del continente, casi seis veces el promedio de la región: “Da risa cuando los enchufados hablan de soberanía y de pleno acceso a la comida, si con el pírrico aumento de sueldos nuestro pueblo no puede comprar lo que necesitan para sobrevivir”, sentenció Capriles.

Asimismo, el líder de la Unidad refirió que el aumento de la comida, que demuestra el informe de la FAO, coloca al país como el responsable de la subida de la inflación interanual en los países de la región hasta 11,2 por ciento, uno de los puntos más altos de 2009, situación que se repite en el índice de precios general, que asciende a 7 puntos porcentuales: “Estas cifras demuestran el rotundo fracaso del modelo económico que viene arrastrando el enchufado mayor y quienes lo acompañan, que están llevando a nuestra Venezuela a un abismo”, prosiguió.

“Lo peor de todo –continúa Capriles- es que los precios de los alimentos a nivel internacional siguen en alza, como los lácteos, cuyo aumento en lo que va de año ya va por 30 por ciento, así que los venezolanos tendremos que pagar más para comer, porque aquí todo es importado, debido a que el aparato productivo está destruido por culpa de este gobierno”, aseguró el también gobernador de Miranda.

Visto el panorama que muestra el Fondo de Naciones Unidas para la Comida y Agricultura, a Henrique Capriles no le queda duda de la poca transparencia del premio que este organismo le otorgó a Venezuela el pasado lunes en Italia, como reconocimiento al avance que muestran las cifras del gobierno en la ingesta y disponibilidad de alimentos, disminución del hambre y la desnutrición infantil: “Toda una burla cuando vemos largas colas para conseguir los productos básicos, debido a una escasez generalizada que ronda el 20 por ciento”, concluyó.

Comando Nacional Simón Bolívar