“La lactancia materna debe ser una decisión de las madres, jamás una imposición del Estado”

El Instituto Metropolitano de la Mujer (Inmemujer), dependiente de la Alcaldía Metropolitana de Caracas,rechaza la forma como desde la Asamblea Nacional se ha manejado la reforma a la vigente Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna en medio de un absoluto secretismo.

Lilia Arvelo Alemán, presidenta del Instituto Metropolitano de la Mujer (Inmemujer) aseguró que como principio fundamental sostienen que la decisión de lactar le pertenece a las mujeres.” La lactancia es un derecho de las mujeres y sus hijos pero es, ante todo, una decisión de las mujeres sobre sus cuerpos”, apuntó.

“No puede el Estado bajo ningún respecto, intervenir coaccionando a las mujeres a lactar y concederles el derecho a organizaciones comunitarias a intervenir en la vida privada de las mujeres madres para que re-lacten si por alguna causa no lo están haciendo, o estableciendo sanciones a las empresas que legalmente ejercen una actividad económica produciendo alimentos infantiles”.

En Inmemujer sostienen que educar es deber primordial del Estado. “Ninguna madre que desee y pueda lactar va a preferir darle teteros y formulas a sus hijos, cuando tienen la opción de hacerlo sin costo alguno amamantándo, sobre todo en la presente época de crisis económica, inflación y escasez de productos básicos”, acotó Arvelo.

“Amamantar ES una decisión de cada mujer donde el Estado no tiene nada que decir, los cuerpos de las mujeres son su propiedad y sólo ellas pueden decidir qué hacer con él”; manifestó Lilia Arvelo, para quien “antes de hostigar con leyes sancionatorias, inmiscuyéndose en aspectos de la vida personal de las ciudadanas, la Asamblea Nacional debería velar por el cumplimiento por parte del Gobierno como ejemplo para para el resto del país, de todas las leyes y medidas que protegen y facilitan la incorporación y el derecho al trabajo de las mujeres trabajadoras, sean estas madres o no”.