Lo matan por pedirle a sus vecinos que dejaran la bulla

Foto La Verdad

A Daniel Enrique Fernández, de 22 años, lo hallaron sin vida dentro de su cuarto. Las circunstancias aún no han sido aclaradas, pero sus parientes sospechan que la muerte se debe a una golpiza que le dieron unos vecinos el pasado domingo, Día de los Padres, luego de pedirles que bajaran el volumen del radio.

Las hermanas del occiso comentaron que quienes viven diagonal a su casa, en el barrio Puerto Rico, comenzaron a celebrar el Día del Padre desde el pasado sábado en la noche. La música estuvo muy alta toda la madrugada y continuó todo el domingo.

A las 4.00 de la tarde, Fernández ya no soportaba el escándalo y se acercó a la casa de su vecino para pedirle al “Chino” que pararan con la bulla. Tenían casi 24 horas de ruido. El hombre salió en compañía de su sobrino, “Jesús El Gordo”, y sin escuchar el reclamo se abalanzaron sobre Daniel a golpearlo.

Fernández no pudo defenderse. Quedó casi inconsciente frente a la casa vecina. Sus familiares intervinieron, lo cargaron hasta su cuarto y allí lo dejaron. Creyeron que eran simples moretones.

Dolor

A pesar de presentar varias lesiones en diferentes partes del cuerpo, Fernández nunca acudió a un hospital para tratarse. En lugar de eso prefirió quedarse en su cuarto en convalecencia. El lunes en la mañana empezó a quejarse de un dolor y sus parientes lo automedicaron, creyendo que eso calmaría su dolor.

A las 3.30 de la tarde, su madre se acercó hasta la habitación. Cuando entró Daniel no se movía. Cuando lo tocó se percató de que estaba muerto. Las hermanas comentaron que Fernández sufría de una hernia, la cual, presumen, se rompió por la golpiza. Esto según ellas pudo ocasionarle la muerte. Todos están a la espera de lo que diga la necropsia.

Más información en La Verdad.