Comió 413 galletas y entró en coma

Kevin Shalin, un crítico gastrónomico británico, se encuentra en coma tras haber ingerido 413 galletas de mantequilla, altas en calorías, en un restaurante de Arkansas, Estados Unidos.

Shalin intentaba superar el récord de galletas comidas en el restaurante Red Lobster, pero no lo consiguió y, lo que es peor, su salud corre un grave peligro.

Shalin se empezó a sentir mareado después de engullir la galleta 412 y sus amigos le pidieron que parase. Él continuó, argumentando que eran “la cosa más maravillosa que jamás se puso en la boca”, e inmediatamente se desmayó.

Alrededor de 62.000 calorías entraron en su cuerpo, provocando que Shalin cayese desplomado. Tras el colapso, fue trasladado a un hospital de Little Rock, donde los médicos drenaron la enorme cantidad de mantequilla presente en su cuerpo.

Según los doctores, ésta habría bloqueado las señales procedentes de su cerebro, por lo que cayó en un coma inducido.

Que!