Juan Manuel Santos quiere que Mujica esté “más cerca” de proceso de paz

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quiere que su par uruguayo, José Mujica, “esté más cerca” del proceso de paz en Colombia, para lo cual lo invitó a visitar su país, dijo el martes en Montevideo la canciller colombiana María Ángela Holguín. AFP

“Queremos que vaya a Colombia, que esté más cerca de este proceso que Colombia está llevando a cabo”, dijo Holguín, de visita en Montevideo en el marco de una gira regional que inició en Perú y continuará en Argentina y Chile.

“Tenemos un profundo agradecimiento con el presidente Mujica por todas sus manifestaciones de apoyo al proceso de paz en Colombia. Para nosotros es de vital importancia este proceso y las manifestaciones que ha hecho, incluso en su conversación con el papa Francisco, se las agradecemos profundamente”, indicó Holguín en conferencia de prensa, tras reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, y previo a un encuentro con Mujica.

En una reciente visita a España y El Vaticano, Mujica llamó a la comunidad internacional a colaborar en todo lo que se pueda en la culminación del proceso de paz en Colombia.

La canciller colombiana explicó que Santos desea que Mujica “conozca de primera mano (…) cómo va este proceso”, pero también escuchar al mandatario uruguayo.

“Creo que el presidente Mujica tiene mucho por decir en este campo, tenemos mucho que aprender en todo el tema de reconciliación, que Colombia es en lo que entra: en un proceso de reconciliación que es vital para la nación”, aseguró.

Mujica, que asumió en 2010 la segunda presidencia de izquierda en la historia de Uruguay, lideró en la década de 1960 el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, guerrilla urbana de izquierda radical derrotada militarmente en 1972.

El gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC desarrollan desde noviembre pasado conversaciones para poner fin a un conflicto armado de casi medio siglo y hasta ahora han logrado consenso en el primero de cinco puntos de la agenda: el desarrollo agrario. Actualmente discuten el segundo punto, sobre la participación política de los guerrilleros.

Las FARC son la guerrilla más antigua de América Latina, lleva 48 años de lucha armada y actualmente cuenta con unos 8.000 combatientes.