Cayó producción de Sidor en junio

La acería cuenta con una capacidad instalada de producción de 5 millones 100 mil toneladas de acero líquido

La Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) no pudo mantener su ritmo de producción de mayo, el más elevado desde agosto de 2011. En junio, la acería experimentó una producción 16,6% menor al ubicarse en 163 mil 442 toneladas de acero líquido, inclusive inferior a la registrada en el segundo mes del año, informa Correo del Caroní.

María Ramírez Cabello
[email protected]

En el primer semestre del 2013, la siderúrgica acumula una producción de 960 mil 940 toneladas de acero que representan apenas un tercio de la meta anual estimada de 3 millones de toneladas de acero líquido, lo que la coloca a una larga distancia del objetivo, pues ya no bastaría con duplicar el ritmo de producción actual. El esfuerzo debe ser mayor.

Lo cierto es que la capacidad de la industria es subutilizada, pues las metas no se acercan ni siquiera a la capacidad de diseño de la estatal de 5 millones 100 mil toneladas de acero líquido.

Los nudos críticos de Sidor este año, según ha informado la directiva de la empresa a sus trabajadores a través de una presentación, son concretar los recursos extraordinarios; poner en marcha los tres potcarrier nuevos; recuperar niveles adecuados de inventario de materiales y repuestos; realizar completos los mantenimientos extraordinarios a cuatro líneas de producción e incorporar el cuarto transformador de 130 MVA en la acería de planchones.

163 mil toneladas de acero líquido produjo Sidor en junio, 16,6% inferior al resultado del mes previo.960 mil 940 toneladas de acero produjo la siderúrgica en los primeros seis meses del año. La cifra es superior a la registrada en el mismo periodo del 2012.

3 millones de toneladas de acero es la meta anual reprogramada de la acería, que en su Presupuesto Anual aspiraba producir 4 millones 45 mil toneladas este año.

Para el próximo año, los nudos críticos son cumplir con el plan de inversiones operativas y mantenimientos programados, culminar la adecuación de Decapado y el proyecto de HyL III.

Aunque la meta de la industria este año de acuerdo con el Presupuesto Operativo Anual fue reestimada en 3 millones de toneladas, las proyecciones de la industria son menores y contemplan cerrar el año, al menos según los cálculos hasta principios de junio de 2013, en 2,7 millones de toneladas.

Paro con incidencia
La paralización por 11 días de los trabajadores del área de minas y ferrocarril de CVG Ferrominera Orinoco (FMO) afectó parcialmente la producción de Sidor. Las cifras de la Dirección de Planeamiento de la industria, indican que la producción de pellas descendió 43% de 418 mil 578 toneladas del conglomerado en mayo a 238 mil 725 toneladas en junio.

La producción de cabillas se ubicó en 20 mil 54 toneladas, 16% menos que en el mes previo, mientras que la fabricación de alambrón se elevó levemente y cerró en 29 mil 901 toneladas.

A la par de la disminución de la producción, los despachos al mercado interno así como las exportaciones de rubros siderúrgicos mermaron.

Ajustes pendientes
Los cuellos de botella de la industria, que ha empezado a reforzar su flota de equipos móviles en el último mes, no han sido analizados en pleno, pues Sidor tiene pendiente la realización de su junta directiva, tras la designación de Justo Noguera Pietri como presidente de la industria a principios de mayo.

En el encuentro, uno de los puntos que los directores esperan tratar es el ajuste de los precios de algunos rubros siderúrgicos regulados, que están por debajo de los costos de producción.

Una presentación de la industria permite observar que en la actualidad el rubro que genera mayor pérdida a la acería es la hojalata, cuyo precio regulado es de 919 dólares la tonelada, pero cuenta con un costo de producción de 2.184 dólares por tonelada. Por cada tonelada, se pierden $ 1.265.

En la producción de laminados en frío se pierden 645 dólares por tonelada, considerando que el precio de venta es de $ 822, pero su costo de producción es de $ 1.467. En el caso de las cabillas, las pérdidas ascienden a $ 382 por tonelada.

Las pérdidas contrastan con el crecimiento de la deuda de la estatal que al 2013 se ubica en 6.260 millones de bolívares, más de seis veces del nivel de deudas registrado en 2008, cuando la industria pasó de la transnacional Ternium a manos estatales. 60% de la deuda es con empresas del Estado.