Elección del ministro de Defensa pone en juego estabilidad de la Fanb

Antes del próximo viernes 5 de julio, debería conocerse el nombre del nuevo Ministro de la Defensa y del resto de los miembros del alto mando militar.

Janet Yucra M.

La designación de estos funcionarios está en manos del presidente Nicolás Maduro, quien se juega la estabilidad dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), con la designación de un titular castrense que satisfaga a todos los sectores y grupos de poder que hay en la institución armada, incluyendo, además, el factor Cuba.

La afirmación la hizo Rocío San Miguel, experta en materia militar. “La gran incógnita que enfrenta Maduro es cómo conciliar los intereses de Cuba en el sector de la Fanb, con los intereses que representa el a la tradicional de los golpistas del 4 de febrero que son de tendencia nacionalista”, argumentó. Para San Miguel, estas facciones son, incluso, “irreconciliables, en algunas expresiones”.

Sobre la influencia cubana dentro de la Fanb, la experta manifestó que Maduro también debe tener cuidado, porque “los intereses que representa Cuba han echado ancla en el seno de la Fanb”.

Otro desafío que tiene el presiente Maduro, a juicio de San Miguel, es “determinar si habrá relevo generacional o no. Es decir, tocaría darle chance a la promoción de 1984 para dirigir la Fanb, pasando a retiro o remitiendo a miembros de las promociones de 1982 y 1983 que actualmente dirigen el alto mando militar a otros destinos”.

Los candidatos

En este sentido, sostiene que los candidatos de la promoción del 84 que tendrían más oportunidad de ocupar la cartera de Defensa son: “la almirante Carmen Meléndez, actual ministra de Seguimiento del despacho de la Presidencia. Ella ha viajado a Cuba, le tocó el proceso de los últimos días del Presidente (Hugo Chávez) en la isla. Creo que tiene méritos. El segundo, es Miguel Rodríguez Torres quien, podría sentirse más cómodo como ministro del Interior. En este caso creo que su propia decisión personal de mantenerse en esa cartera lo frenaría.

En tercer lugar estaría Alexis López, mayor general y actual viceministro de la Defensa. Es poco conocido en los medios, de muy bajo perfil, pero reúne la condición de haber sido golpista de 1992”.

“Factor Diosdado Cabello”

Para la presidenta de Control Ciudadano, Maduro también debería tomar en cuenta al “factor Diosdado Cabello”, para tomar su decisión, “como punto de orientación”. También considera que podrían permanecer en sus puestos todos los altos oficiales de la Fanb.

Sobre el destino del actual ministro, Diego Molero, San Miguel cree que, al pasar a retiro, podría aspirar a una embajada o a un puesto en la administración pública, “pero no lo veo con un peso específico para esta decisión”.