Patentes vuelven inaccesibles los nuevos tratamientos antisida

Los precios de tratamientos antiretrovirales (TAR) de base bajaron, pero los reservados a enfermos avanzados, cuando están patentados, son “inaccesibles” en los países más pobres, afirmó el martes la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF).

El precio de los TAR de primera y segunda línea cayeron entre 29 y 28% desde 2012, pero los tratamientos de tercera línea -destinados a los pacientes cuya enfermedad fue detectada muy tarde o para los que los primeros se revelaron ineficaces- son 15 veces más caros.

“Su precio es muy elevado a causa de las patentes”, consideró MSF en la conferencia de la International AIDS Society en Kuala Lumpur.

Gracias a los medicamentos genéricos, el costo de una triterapia precoz es hoy inferior a 140 dólares (139) por año y por persona, mientras era el año anterior de 172 dólares, y el costo de un TAR de segunda línea es de 303 dólares.

Por el contrario un tratamiento de “última oportunidad” cuesta más de 2.000 dólares en los países pobres. En Armenia, por ejemplo, un solo antiretroviral –de tres o cuatro necesarios– cuesta más de 13.000 dólares.

En 2012, 9,7 millones de personas se beneficiaron de un tratamiento antiretroviral en los países de bajos ingresos o intermedios, frente a 300.000 en 2002, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El aumento del acceso a los tratamientos continúa, y a fines de año habrá 1,6 millones de beneficiarios mas que en 2011, o sea la mayor alza anual nunca registrada y concierne en especial a África.

Según cálculos de la OMS y de Onusida, 34 millones de personas vivían con el VIH a fines de 2011 en el mundo. AFP