Políticos y periodistas por la libertad de prensa en Latinoamérica

Archivo

Políticos y periodistas iberoamericanos apostaron hoy por una profundización de la democracia en América Latina y subrayaron la necesidad de defender la libertad de prensa como instrumento para garantizar las libertades.

Expresaron estas ideas en el foro “Iberoamérica de cara al futuro: desafíos institucionales, políticos y económicos. El rol de los medios de comunicación”, organizado por la Fundación Internacional para la Libertad, que preside Mario Vargas Llosa.

En la presentación del acto, el Nobel de Literatura destacó los avances en la libertad de expresión que se ha producido en América Latina, aunque señaló algunos “lastres” y se refirió a Cuba y a Venezuela.

La diputada de la oposición venezolana, María Corina Machado, que participó en el foro, denunció la situación política que vive su país, un régimen que calificó de “ilegítimo, ilegal y profundamente incompetente”.

“No es una democracia imperfecta, en Venezuela no hay democracia”, y “la ausencia de libertad es profundamente tangible en Venezuela”, afirmó la diputada.

Machado afirmó que los periodistas sufren en su país la autocensura, además de la compra por parte del gobierno de medios de comunicación, para ejercer un control de todo lo que se publique.

La política venezolana de Unidad Democrática, grupo que aglutina a la oposición de su país, denunció que desde el 14 de abril, fecha de las elecciones en Venezuela, hasta finales de junio, el presidente Maduro ha ocupado 65 horas de emisión en cadenas nacionales.

Álvaro Vargas Llosa, periodista y escritor peruano que también participó en el evento, afirmó que en la última década en América Latina hubo un “yermo” intelectual e ideológico. “Se abandonó el terreno de las ideologías por el pragmatismo”, dijo.

Como consecuencia de ello, según el intelectual peruano, hubo un “adormecimiento” de la imaginación en el campo de la política, pero al mismo tiempo, dijo, en otros países, minoritarios en el continente americano, hubo un ejercicio intelectual que calificó de “atroz y pobre” con profusión de eslóganes que representaban aparentemente ideologías.

Diferenció entre los países que practicaban el socialismo marxista y los que aplicaban un socialismo “moderno”, y se refirió a Brasil, aunque según él esa modernización se hizo a medias, y el éxito de esos países no fue por las ideas, sino por las buenas circunstancias económicas.

En estos momentos, según Álvaro Vargas Llosa, “todo empieza a recomponerse” y gracias a los medios de comunicación globalizados, “se ve el fracaso de esos regímenes”, en referencia a Argentina o Venezuela.

Citó a la Alianza Pacífico, integrada por México, Colombia, Perú, Chile y Costa Rica, como un esfuerzo de integración incipiente, que afirmó no sólo debe ser económico y comercial, sino que debe tener una “voz política” para “defender ciertos valores en la región”, en referencia a la democracia y las libertades.

Sergio Sarmiento, periodista mexicano, destacó la libertad en México y la alternancia política que se ha dado en su país, con el retorno del PRI después de 12 años de gobierno del PAN.

Pero expresó como principal peligro para la libertad de expresión en su país la confrontación con el narcotráfico y denunció que hay medios que han decidido no hacer trabajos de investigación sobre temas de narcotráfico.

“Lo que estamos viviendo en México, dijo, es una crisis de seguridad”, con 27.000 personas muertas por homicidios en 2011, según los datos que aportó.

“Cuando no hay seguridad la libertad queda entre rejas”, concluyó.

Por otra parte, el periodista cubano Carlos Alberto Montaner afirmó que en las sociedades latinoamericanas hay “un desencuentro entre las sociedades y el estado”.

Destacó el papel de la prensa como control de las actividades públicas y señaló que las sociedades con libertad y solidez en las instituciones favorecen el desarrollo económico. EFE